Hormigas

Imagen Primera

Tengo en mis manos la primera edición de la colección de relatos Imagen Primera, del escritor mexicano Juan García Ponce (1932-2003), publicado en 1963 por la Universidad Veracruzana, unos meses después de La noche, el primer libro de este singular narrador que perteneció a la Generación del Medio Siglo o Generación de la Ruptura, en la que también estuvieron José de la Colina, Salvador Elizondo, Inés Arredondo y Sergio Pitol, entre los escritores, y Fernando García Ponce, Manuel Felguérez, Vicente Rojo, José Luis Cuevas, Juan Soriano, Günther Gerzo, entre los artistas plásticos.

Ese movimiento, que se agrupó en torno de publicaciones como la Revista de la Universidad Nacional, o en espacios como la Casa del Lago, en la ciudad de México, se distinguió por reaccionar contra el nacionalismo de la literatura y el arte mexicanos de los años 50, y pugnó por abrir las expresiones artísticas a una visión cosmopolita, dialogante con las culturas vivas de Europa y Estados Unidos.

En la literatura, esa exigencia es, en realidad, una actitud heredada de los Contemporáneos, acompañada por un hambre de conocer e interactuar con la literatura de otras naciones. Sergio Pitol era quizás el miembro más adelantado, en virtud de que su obra estaba siendo producida fuera del país, acompañada de una gran profusión de traducciones de autores rusos, polacos y franceses; en esa tarea lo secundaron Salvador Elizondo, cuya obra propia también fue singular, pues adoptó ese diálogo como parte orgánica de su producción, y Juan García Ponce, que también tradujo del francés y el alemán a autores centrales de la moderna literatura.

La obra de Juan García Ponce se inserta en la Generación de la Ruptura por la visión que ofrece de los comportamientos de su generación, su revelador tratamiento del erotismo femenino, los rasgos estilísticos de sus relatos y novelas, así como las constantes alusiones a otras obras en sus textos. Enumerar así sus cualidades es muy frío; no obstante, sirve para resumir lo que tiene de valioso Imagen Primera: seis relatos que bordan con exactitud las formas de pensar, las búsquedas y las preocupaciones de una generación de jóvenes adultos en México.

Las características de esas preocupaciones y búsquedas son más reveladoras del desencanto que del optimismo frente a la evolución del país, y es por ello que tal vez no mantenga el interés de nuevos lectores, asunto por demás lamentable, porque más allá de los temas y asuntos de esta literatura, está la profundidad estilística de Juan García Ponce: sus precisas descripciones de las reacciones, motivaciones y sentimientos de los personajes; su compleja red de pensamientos que nos llevan a comprenderlos mejor, son lecciones de una narrativa mayor. Eso nos deja Imagen Primera: una lección de literatura bien escrita, profunda y reveladora. ¿Qué más podemos pedirle?