Hormigas

Homenaje a Carlos Olvera

El próximo 30 de enero de 2015, se llevará a cabo un homenaje al narrador, dramaturgo y promotor cultural Carlos Olvera Avelar (1940-2013), en el museo José María Velasco, en punto de las 18:00 horas, con dos actividades: la presentación de una antología póstuma, editada en el Fondo Editorial Estado de México, y la inauguración de la exposición de 100 dibujos de su autoría, una faceta poco conocida de su vida creativa.

La antología se titula "El colmillo del gato", y está formada por "Mejicanos en el espacio", novela de ciencia ficción publicada originalmente en 1968, precedida por dos prólogos firmados por Alberto Chimal y Samuel Manickam, quienes se detuvieron a leer con nuevos ojos esta novela que fue elogiada por su primer editor, Emmanuel Carballo y que fundó la amistad que ambos mantuvieron durante muchos años; "El colmillo del gato" también contiene una colección de prosas, la mayoría inéditas, que la viuda del maestro y un servidor ordenamos para edición. Los relatos, cuentos y fragmentos de novela seleccionados en este volumen tienen tonos narrativos diferentes, reveladores incluso de un escritor que a lo largo de su vida apuntó por diferentes direcciones, hasta consolidar un estilo que lo distinguió públicamente.

Esta edición viene a ampliar el conocimiento de quien fuera un escritor que contribuyó a fundar el movimiento cultural de la ciudad de Toluca, con el grupo Tunastral, y luego a formar a nuevas generaciones de dramaturgosy escritores.

Su obra narrativa tuvo pocos títulos, pues luego de "Mejicanos en el espacio", publicó "Tolucanos", colección de relatos varias veces reeditada, una antología con textos nuevos y ya publicados titulada "El flujo de la mariposa", y varios relatos que fueron incluidos en antologías y revistas que hoy se encuentran dispersas.

"El colmillo del gato" recoge parte de lo publicado antes; además, contiene la voz del maestro leyendo algunos relatos grabados en el programa "Memorabilia", producido por la poeta Flor Cecilia Reyes.

En el homenaje del viernes 30 de enero se inaugurará la exposición de dibujos "Disculpen que no me levante", realizados a lo largo de la vida de Carlos Olvera. Los 100 dibujos que se expondrán, que lo revelan como un artista de mano segura y técnica bien asimilada, hacen alusión a sus mayores afectos: la ciencia ficción, perros, gatos y una buena selección de citas textuales que definieron también su propio pensamiento… y su carácter, de gran humor y sentido crítico, que lo distinguieron siempre.

Vale la pena asistir a este homenaje, que nos revelará las múltiples facetas que el maestro tocó en su vida creativa, con la exigencia del más autocrítico examen, que se refleja en la calidad de su obra. Por fortuna, Carlos Olvera fue un hombre ordenado que dejó un gran legado literario aún por explorar. Estoy seguro que seguirá dándonos más sorpresas en los próximos años.