Hormigas

Homenaje a Carlos Olvera en la UAEM

Hoy lunes 1 de febrero, a las seis de la tarde, familiares y amigos llevarán a cabo un homenaje al maestro Carlos Olvera Avelar (1940-2013), en ocasión del tercer aniversario de su fallecimiento. El acto se llevará a cabo en el Teatro Universitario Los Jaguares, que por cierto también lleva el nombre de la actriz Adriana Barraza, admiradora del maestro Olvera, tal como lo hizo constar ella en aquella carta que dirigiera al maestro, en ocasión del primer homenaje luctuoso, celebrado el 10 de abril de 2013.

La coincidencia no es menor, pues el hecho de que el homenaje se lleve a cabo en ese recinto universitario responde a la apertura que Jorge Olvera García, rector de la máxima casa de estudios mexiquense, ha refrendado en público y en privado para honrar la vida y el legado artístico del maestro nacido en Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, pero avecindado en la capital del Estado de México desde los diez años de edad; una prueba de ello es la beca para jóvenes dramaturgos y escritores mexiquenses que lleva el nombre del maestro, aprobada por el H. Consejo Universitario el 9 de septiembre de 2015.

La disposición del rector Jorge Olvera García ha llegado al punto de anunciar que en breve la UAEM realizará un homenaje al maestro, en reconocimiento de quien fuera fundador del movimiento teatral en la Universidad, a través de la Compañía Universitaria de Teatro, fundador del Departamento de Enseñanza Audiovisual y catedrático en el plantel número 1 Adolfo López Mateos de la Escuela Preparatoria.

En un momento como éste, en el que artistas y amigos admiradores del maestro impulsan la iniciativa de que el nombre de Carlos Olvera encabece un recinto cultural del gobierno del Estado de México, sin que hasta el momento haya una respuesta del gobernador Ávila Villegas al respecto, es de destacar la voluntad para reconocer al dramaturgo y promotor cultural por parte de la comunidad universitaria, que por medio de múltiples expresiones respalda la vigencia y valía del legado artístico del maestro formador de artistas, genio creador de una literatura sólida y depurada, dramaturgo valiente que exploró los temas tabú de su tiempo, y sobre todo, un generoso ser humano. Honor a quien honor merece.