Hormigas

Evocación de Antonio Gómez Robledo

El próximo viernes 7 de noviembre se cumplirán 106 años del nacimiento de este gran humanista y diplomático mexicano, nacido en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, en 1908, y que murió en 1994. Fue director interino del Centro de Estudios Filosóficos de la UNAM en 1946 y en 1954, e investigador del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la Universidad; como miembro del Servicio Exterior Mexicano, fue embajador en Brasil, Italia, Túnez, Grecia y Suiza, y nombrado Embajador Emérito de México en 1992.

Fue un hombre que recibió los más altos méritos que un estudioso de la ciencia jurídica, la lengua y el arte pueden recibir en México: ingresó en la Academia Mexicana de la Lengua en 1955, fue miembro de El Colegio Nacional en 1960, recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en Lingüística y Literatura en 1976, se le otorgó el Premio Universidad Nacional en Investigación en Humanidades en 1991 y recibió la medalla Justo Sierra al mérito universitario por la UNAM en 1993.

Subrayo su entera vocación humanista, cuyo legado se resume en libros que tocaron diversos aspectos de la vida pública, como su ensayo Cristianismo y filosofía de la experiencia agustiniana (1942); La filosofía en el Brasil (1946); Ensayo sobre las virtudes intelectuales (1957); Idea y experiencia de América (1958); La seguridad colectiva en el continente americano (1960); Meditación sobre la justicia, de 1963, y que requiere ser releída bajo la nueva luz del presente; México en el arbitraje internacional (1965); Sócrates y el socratismo (1966); Platón, los seis grandes temas de su filosofía: la virtud, las ideas, el alma, el amor, la educación y el estado (1974), y su espléndido estudio sobre la apasionada buscadora de la verdad Edith Stein (1891-1942), titulado El pensamiento filosófico de Edith Stein, editado en 1988 también por la UNAM en su inolvidable colección de Cuadernos, serie que ya casi desaparece por completo.

Su conocimiento de las lenguas clásicas le permitieron traducir cuatro obras por las que es ampliamente conocido: la Universidad Nacional Autónoma de México publicó en 1993 los Pensamientos de Marco Aurelio, la Ética Nicomaquea (1954) y la Política (1971) de Aristóteles, así como La República de Platón en 1971. Los cuatro títulos sirvieron y sirven aún a innumerables profesores de derecho romano, filosofía, lengua griega y literatura a exponer mejor las tesis de tan altos pensadores, siempre guiados por la traducción exacta del mexicano.

Debemos una remembranza amplia de Antonio Gómez Robledo en ocasión de un aniversario más de su muerte, por su vasta herencia intelectual, que tenemos al alcance de la mano, para nuestra fortuna.

facebook.com/porfiriohernandez1969