Tribuna

Más videovigilancia, ¿igual a más seguridad?

El Centro de Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo, reconocido de manera breve como el C4, de la zona conurbada del sur de Tamaulipas, fue entregado ayer en lo que fue un lunes muy activo.

Y es que después de la inauguración oficial de las instalaciones desde donde se controla el sistema de videovigilancia con que cuenta el sur de la entidad, entre otras funciones que tiene, se dio un encuentro que llamó más la atención, como lo fue el protagonizado por los gobernadores de Tamaulipas y Veracruz.

De acuerdo con el orden de los eventos realizados ayer, finalmente se hizo entrega del llamado C4, contando con la asistencia del comisionado nacional de Seguridad Pública, Monte Alejandro Rubido García.

Dichas oficinas se localizan en la colonia Borreguera, en la zona norte de Tampico. La inversión aplicada en su construcción y equipamiento fue del orden de los 173 millones.

Desde ese lugar, construido a unos pasos de la nueva Avenida Monterrey, también se coordinarán las operaciones de las diferentes instituciones, locales y federales, encargadas de la seguridad pública en el sur del estado.

La entrega oficial del inmueble era lo que faltaba debido a que el sistema de videovigilancia ya estaba en operaciones y su monitoreo se realiza desde ese lugar.

Se sabe que la contratación del recurso humano no fue fácil, pese a la demanda de empleo que prevalece en la zona y en toda la entidad. En cada oportunidad, Armando Núñez Montelongo, secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública del estado reiteraba, al mismo tiempo que invitaba a quienes lo escuchaban en foros donde exponía los avances de la videovigilancia, que en el C4 de Tampico había vacantes.

Lo anterior pudo ser un motivo para contener lo más que se pudo la entrega oficial de las instalaciones, aunque también una obra de tal importancia demandaba la asistencia de un funcionario de alto rango en el tema de seguridad, como sucedió ayer con Alejandro Rubido, solo era cosa de que hubiera un lugar en la agenda.

El nuevo sistema de videovigilancia, coordinado desde el flamante centro de control en la Borreguera, son la apuesta para reducirle números a la inseguridad. La inversión aplicada exige resultados en lo inmediato y con ello una disminución sustancial en diversos delitos que tanto lastiman a la ciudadanía.