Tribuna

Otra vez la influenza

No hay que perder de vista los reportes oficiales sobre la influenza, que hasta el día de ayer eran de 227 defunciones y 2 mil 214 casos, en lo que Tamaulipas aparece con cifras muy por debajo de las entidades top en esta enfermedad.

Según información expuesta en la página electrónica de la Secretaría de Salud federal, en nuestro estado hay 4 defunciones confirmadas a causa del mencionado padecimiento, en tanto que los casos al día de ayer son de 17.En otros estados se viven situaciones de mayor gravedad, a decir del número de muertes.

Jalisco tiene 30, Baja California 27, en tanto que Hidalgo reporta 19.De esta manera, la situación en Tamaulipas es de seguimiento a los casos confirmados, así como vigilancia, mientras que las autoridades locales de Salud repiten que la cifra de muertes es baja con relación a otras entidades.

A decir del recuento oficial, la situación de la influenza en Tamaulipas aparenta no ser de alarma, aunque el porcentaje de mortandad que resulta con los casos de la enfermedad confirmados lleve a concluir lo contrario.

De los estados punteros en incidencia mortal por dicho padecimiento, solo Baja California tiene un panorama de alarma, por cada 2 enfermos se ha presentado una defunción, en tanto que en Tamaulipas, la estadística señala un porcentaje de 26% en cuanto a muertes con relación a pacientes portadores del virus de la influenza.

La temporada invernal apenas rebasa sus primeros 30 días de vigencia, por lo que se espera que se desarrollen más casos, y solo la actuación oportuna de la autoridad y la participación de la sociedad, podrán evitar que la estadística mortal se incremente.

Una medida es la vacunación a los grupos más vulnerables al padecimiento, que son los menores de 5 años así como los mayores de 60, aunque la inmunización también aplica para el grueso de la población, sobre todo en quienes padecen diabetes, enfermedades pulmonares, del corazón, diabetes, y portadores de VIH/Sida.

Otras acciones para controlar la incidencia de la enfermedad es reforzar cuidados, tales como el lavado de manos constante, sobre todo al tener contacto con superficies u objetos de uso común; cubrir nariz y boca al estornudar, con pañuelo o con el ángulo interno del brazo, y más relacionadas con la higiene personal.

Pero también, ante síntomas parecidos al resfriado combinados con fiebre y malestar general, la recomendación es evitar la automedicación y acudir a recibir atención médica.