Tribuna

A seguir cruzando los dedos en Madero

La realización de los drenes pluviales tan necesarios para reducir los efectos catastróficos de las inundaciones a consecuencia de las lluvias en Ciudad Madero, quedó descartada, al menos para el corto plazo.

El Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó el lunes la modificación del convenio entre la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el Gobierno del Estado de Tamaulipas para “concluir los drenes pluviales en el municipio de Altamira, Ciudad Madero y Tampico”.

El acuerdo data del mes de mayo de 2013, mediante el que a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se autorizaba la realización de un total de 11 acciones para “captar y desalojar las aguas pluviales” en los municipios de la zona sur de Tamaulipas, o lo que es lo mismo minimizar los extraordinarios y dañinos acumulamientos de agua tras las lluvias.

Tal convenio entre la Federación y el gobierno estatal consideraba las tan necesarias obras para Ciudad Madero, en el tema contra las inundaciones que temporada tras temporada ocurren, así como otras en Tampico que sí se comenzaron.

Los túneles de Ejército Mexicano y el de la Martock, en Tampico, se realizaron en sus primeras etapas, no así las construcciones hídricas en Ciudad Madero que luego de tres años y meses de haber sido autorizadas, ahora han quedado descartadas.

La modificación de convenio se conoce casi 100 días después de haberse firmado, incluso correspondió al pasado gobierno del estado el realizarlo, tras argumentar que pese a “esfuerzos extraordinarios” no pudieron comprar los terrenos y propiedades de particulares necesarios para construir los drenes en el Chipús y la colonia Hipódromo.

Luego de la rectificación solo quedaron dos obras pluviales para Madero, el desazolve de la laguna Nuevo Amanecer y un drenaje pluvial en la calle Aldama.

De esta manera, por una falta de negociación y aplicación de las autoridades pasadas y vigentes en asuntos de beneficio para la población, miles de familias tendrán que seguir en riesgo cada que llueva con intensidad.

Porque, tanta responsabilidad tiene el gobierno que encabezó Egidio Torre al no concretar los derechos de vía para las obras, como los actuales diputados federales incapaces de conseguir los recursos, pero sobre todo su omisión de cara a sus representados al no ser vigilantes, o el contrapeso, para que el gobierno local hiciera su gestión y finalmente su trabajo.