Tribuna

El otro rescate a negocios que está pendiente

Los días difíciles no han terminado para vecinos de la obra del hidrotúnel, al contarse los primeros días de la liberación y apertura de la avenida Ejército Mexicano.

Negocios cercanos al área crítica de la construcción, claman por un rescate urgente para no engrosar la estadística de negativa de cierres. Simple y sencillamente están endeudados.

Pese a gestiones de apoyo, que ellos mismos reconocen, la caída en las ventas tras dos años de ocupación y clausura de la vía como pública por los trabajos, el panorama no es promisorio.

La apertura de la avenida no es suficiente para echar las campanas al vuelo por una inminente recuperación, porque aseguran debieron de endeudarse para poder permanecer abiertos con la única esperanza de cuando más oscuro está es porque va amanecer.

Esa luz de optimismo se traduce en apoyos económicos flexibles, pagaderos a largo a plazo y blandos, financiados desde el erario. Al fin de cuentas está de por medio el futuro de familias cuyo único ingreso son la ganancia de las ventas.

Si hay dinero, suponen, para otros gastos en la administración pública, que no se haga un esfuerzo para evitar el desamparo a personas a los que el beneficio de un grupo mayor, como lo es objetivo del hidrotúnel, les terminó afectando.

Aunque el antecedente de una aceptación de rescate para negocios al borde de la quiebra por una eventualidad, sugiere a los afectados por dos años de incomunicación por una obra pública, que esperen sentados para no cansarse.

Los recursos prometidos para el rescate de los negocios afectados por la violencia, aún no llegan, pese a que fueron comprometidos por la Secretaría de Gobernación en una de las primeras visitas de su titular a la entidad para la revisión de la estrategia federal de seguridad.

En Abasolo tendrá lugar un acto que tiene que ver con la entrega de documentos agrarios para la certeza jurídica de la tenencia de la tierra. El evento es de resonancia nacional porque aquí se hace de manera oficial la entrega de escrituras a las escuelas de todo el país que no las tenían.

La entrega de infraestructura y equipamiento hidráulico para el municipio complementa la agenda oficial que cierra con una comida a la que está convocada la sociedad civil.

La visita del secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano del gobierno federal, Jorge Carlos Ramírez Marín, es una posibilidad.