Tribuna

Los oportunistas de Oportunidades

La coordinación en el sur del estado del programa Oportunidades, advierte sobre la operación de falsos promotores del mecanismo de apoyo de la Sedesol del gobierno federal a las clases populares.

Los falsos gestores del apoyo federal operan en Tampico y Ciudad Madero, según dio a conocer Brayan Domínguez, funcionario de la dependencia.

La denuncia pública incluye la aseveración de que personas abusivas, que no es lo mismo que abusadas, se aprovechan de la necesidad de jefas de familias de sectores marginados, que no son pocas, ni las personas ni los lugares.

El promotor oficial de Oportunidades en la zona, programa que a nivel estatal tutela Miguel Cavazos Jr., asegura que los “piratas” enlistan a beneficiarios con formatos apócrifos previo pago de 300 pesos.

Pero el señalamiento de Brayan Domínguez se queda corto porque hasta el momento los supuestos falsos promotores carecen de rostro y mucho menos de nombre, algo así como una deidad, que dicen que existe pero nadie la ha visto.

Las acusaciones se quedan en eso, en piedra arrojada pero eso sí con mano a la vista.

Sin investigación de autoridades judiciales por denuncia formal. 

A falta de un precedente de castigo ejemplar, cualquiera con dos dedos de frente se dedica a lucrar con la pobreza, al fin que no pasa nada.

La falta de una verdadera fiscalización o auditorías superficiales de los programas oficiales de apoyo a la sociedad, ocasiona lo que esta vez se denuncia.

Pero no solo los más necesitados están expuestos a ser engañados por vivales, el comercio formal de Tampico denuncia también la existencia de inspectores “patito” de Protección Civil, los que según se han presentado en más de un negocio de la zona centro ofreciendo los servicios de verificadores de medidas de seguridad y contingencia.

Es la primera vez que se realiza un señalamiento público al respecto, aunque no es el primero con el mismo común denominador.

Las acusaciones de pasillo, señalan la existencia de inspectores “privados” que ofrecen sus servicios. 

Las guarderías son el botín que se disputan más de uno con conocimiento en el tema, los cuales ni se ven ni oyen por parte de la autoridad.

Así, con una autoridad, ciega, sorda y… omisa, son bastantes los que aprovechan el área de oportunidad que se les presenta.