Tribuna

Hay nueva estrategia

La expectación por saber en qué consiste la nueva estrategia seguridad para Tamaulipas, ordenada desde Los Pinos, quedó resuelta en 15 minutos, poco más o tal vez menos.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, despachó poco a poco el interés ciudadano por los detalles del mencionado plan contra la inseguridad.

Primero tuvo lugar una sesión del gabinete de seguridad nacional, que esta vez tuvo como sede la ciudad de Reynosa.

Fue así como los titulares de Segob, Sedena, Semar, PGR, CNS y Cisen, sesionaron a puerta cerrada, con la presencia además del gobierno de Tamaulipas, representado por el gobernador Egidio Torre Cantú, y secretarios estatales con competencia en temas de seguridad.

Después la aparición en público ante un auditorio integrado por servidores públicos e integrantes de la sociedad civil.

Sin resultados, los esfuerzos que se hacen en materia de preservar la tranquilidad de los ciudadanos no se distinguen, reconoció el mandatario estatal.

Celebró el apoyo del gobierno federal, con el que se hicieron compromisos y se fijaron metas por cumplir, con el único propósito de devolver la seguridad de los tamaulipecos, aseveró Torre Cantú.

Siguió la intervención del secretario de Gobernación y los esperados detalles de lo que llamó una nueva fase en la estrategia de seguridad para Tamaulipas, la cual llega forzada por la circunstancias, así lo admite Osorio Chong.

La entidad ha sido organizada en cuatro regiones: Norte, para la ciudades de Reynosa, Matamoros, Río Bravo, Valle Hermoso; Centro, con Ciudad Victoria y Llera como referencia de ubicación; Mante, Antiguo Morelos y Nuevo Morelos, pertenecen a la Sur, en tanto que Tampico, Altamira, Ciudad Madero fueron integradas en una zona denominada como Costa.

Cada región estará a cargo de un mando militar designado por el gabinete de seguridad nacional, en tanto que el despliegue de más fuerzas militares para reforzar la vigilancia en cada una de las zonas, también es parte importante de la nueva estrategia, seguida una depuración de las instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia.

La intervención del gobierno federal en las tareas competencia de la administración local es el común denominador del anuncio realizado ayer por la Segob.

Un riesgo que la urgencia del momento obligó a aceptar, y que sin duda influirá en la decisión ciudadana de 2015 y 2016.

Los resultados se esperan en el corto plazo, y como admitió el gobernador de Tamaulipas, sin estos, los que la sociedad merece, todos los esfuerzos realizados, ahora por la federación, no serán valorados.