Tribuna

La maestra sigue vigente

Magdalena Peraza Guerra, la primera y única mujer a la que los tampiqueños le dieron el respaldo para que fuera presidenta municipal, goza de una popularidad que muchos desean para ellos de cara al proceso electoral que se avecina.

La maestra dejó la administración municipal con un alto nivel de simpatía, lo cual no significa que su ejercicio como servidor público sea del mismo tamaño como su imagen, en cuanto a eficiencia gubernamental.

Pero la ex alcaldesa del puerto sigue igual de vigente en el ánimo de quienes fueron sus gobernados, como hasta el 30 de septiembre de 2013, cuando entregó su cargo.

Así lo demuestra su aparición en redes sociales.

Un día sí y al otro también, doña Magda figura en fotos, que los usuarios y dueños de las cuentas divulgan con beneplácito, mientras a ella se le nota cómoda, feliz, disfrutando la cosecha de lo que sembró durante 2 años y 9 meses.

La semana pasada, Peraza Guerra asistió a una conferencia organizada por Grupo Imagen Multimedia. Allí, la maestra fue requerida por más de uno para sacarse la foto del recuerdo.

El mismo día, pero por la noche, aparece en un acto desarrollado en Ciudad Madero, también con un grupo mixto de personas asistentes.

En la vía pública es evidente el reconocimiento a la figura de la profesora.

En tiendas departamentales, en cafés, restaurantes, empleados y clientes, le saludan y hasta agradecen una gestión.

Magdalena Pereza está más viva que nunca, goza la libertad que le acompaña, y como que no le hace mucha mella ese supuesto menosprecio, de no incluirla en el erario estatal como cuentan se lo prometieron, y que le han construido desde meses a la fecha.

No se puede ser ciego ante tal simpatía, sobre todo cuando el 2015 está más cerca de lo que aparenta, y cuando la oferta de prospectos, de todos los partidos políticos, a abrazar la candidatura por la diputación federal es tan raquítica, en cuanto a popularidad.

¿Se imagina a la maestra buscando un lugar en San Lázaro por el PRD, PT o Movimiento Ciudadano? O Hasta por el mismo PAN, que la volviera aceptar en otro de esos lapsus de flaqueza de identidad.

¿Quién por el PRI le haría frente a Peraza Guerra, en la cancha de las simpatías? ¿Francisco Bolado, José Antonio Marín, Georgina Barrios?