Tribuna

La elección más seguida de la historia

Pasan los días. Al periodo de proselitismo le queda menos tiempo, eso lo tienen bien presente los equipos de campaña de los candidatos, así como los partidos políticos que representan.

Sin lugar a dudas que la información que les llega es determinante en la estrategia a seguir, y en consecuencia deriva en los recientes acontecimientos que se han dado dentro de las campañas a la gubernatura de Tamaulipas.

Han sido días de mucha atención desde el anuncio que hiciera el presidente nacional priista. También de bastante expectación porque el día acaba con un tema, pero al siguiente ya hay uno nuevo, que nada tiene que ver con lo que al invitado especial, el electorado, le interesa o quiere ver y escuchar.

Una presencia que nadie quiso que asomara, llegó y parece que para quedarse. Pero su inclusión no fue por iniciativa propia, un día alguien se acordó que existía, que lleva años atemorizando a Tamaulipas, y en la lista de temas de campaña política la puso en el primer lugar.

La elección de Tamaulipas entró en su recta final. Antes de arrancar ya era objeto de atención por lo ocurrido hace 6 años, por la situación de seguridad que le siguió y prevalece hasta nuestros días, el velo oscuro que los mismos partidos políticos le impusieron de días a la fecha hará que sin duda se convierta en una de las más seguidas a nivel nacional, hasta internacional.

En el 2015 el fenómeno Bronco atrajo a Nuevo León una cantidad de medios de comunicación acreditados ante la autoridad electoral sin precedente, la de su vecino apunta para seguirle los pasos, pero ésta por un asunto totalmente diferente.

Algo que pudo quitar del reflector las campañas políticas era el futbol profesional. La Jaiba Brava del Tampico-Madero a un paso de conseguir el ascenso deportivo a otra categoría. Todo estaba en sus pies y cabeza para dar esa gran satisfacción a una zona ávida de buenas noticias.

Pero la violencia de los discursos de proselitismo y la que se vive día a día en las calles, compró boleto y terminó siendo la gran protagonista de un evento que pintaba para ser una gran fiesta y a nada estuvo de convertirse en otra tragedia.

Desde Toluca, autoridades de la universidad mexiquense solicitaban a Tamaulipas vía el gobernador Eruviel Ávila intercediera para que garantizara la seguridad del equipo, cuerpo técnico, familiares que les acompañaron, y directivos, quienes lograron salir del estadio casi a la medianoche y escoltados por fuerzas federales. De ese tamaño fue el tema.