Tribuna

Sin definir las comparecencias

Las comparecencias de los secretarios del gobierno de Tamaulipas siguen en veremos, en cuanto a nombres y a formas.Quiénes serán los funcionarios que serán llamados a rendir cuentas a la máxima tribuna de los tamaulipecos es todavía un asunto en reserva.De igual manera aún no se conoce quiénes de los integrantes del gabinete del gobierno de Egidio Torre Cantú se expondrán ante el Pleno, ni tampoco los que lo harán en corto o lo que es lo mismo en comisiones.

Por lo pronto, el diputado perredista Jorge Valdez Vargas ya metió ruido en ese tema, que para nada es del agrado de quienes se dicen son representantes populares, como lo es la rendición de cuentas.El presidente de la Comisión de Seguridad del Congreso de Tamaulipas, o sea Valdez Vargas, hizo la petición de que uno de los secretarios que debe comparecer es Rafael Lomelí Martínez, el hombre encargado de la tranquilidad de los tamaulipecos.

Pero más tardó el neolaredense en proponer la comparecencia del titular de la SSPE, respaldado en la comisión legislativa que ostenta, que su paisano, Ramiro Ramos Salinas, líder del Congreso del Estado, le metiera hielo al tema.Para el ex presidente del PRI tamaulipeco la presencia del secretario de Seguridad Pública no necesaria, que si porque el gobierno de Tamaulipas está cumpliendo en el renglón de seguridad, una, y que por la violencia no se resuelve conque un funcionario sea expuesto frente a los diputados, fue el otro argumento.

Pero para no verse tan pudiente, RR dijo que ese tema, el de las comparecencias, se define al interior de la Junta de Coordinación Política, como órgano de dirección política del Congreso de Tamaulipas.Cabe recordar que la JPC incluye a todas las fuerzas políticas con presencia en el Congreso, pero que para fines de operación, solo los representantes de un grupo parlamentario, formado a partir de tres diputados, tiene voto en las decisiones que se expongan.

De esta manera, con esta facultad se encuentran PRI, PAN y Panal, mientras que PVEM, PRD, PT y Movimiento Ciudadano, solo opinan pero no deciden, todo un ejercicio de pluralidad.La teoría dice que es la representación de los tamaulipecos (Congreso del Estado) la que tiene el poder de llamar a comparecer a cuanto empleado del erario requiera, pero la práctica demuestra lo contrario.