Tribuna

Lo que también se debe saber sobre el IMSS

Cuestionado por el servicio que presta, así como por el trato que da a sus miles de derechohabientes, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) también tiene buenas noticias que contar.Es cierto que son más las historias negativas contadas por familiares y los mismos usuarios que etiquetan a la entidad pública de salud como deficiente.En el imaginario colectivo el juicio es severo: las atenciones e infraestructura con que cuenta el instituto no corresponde a las grandes sumas que salen de los bolsillos de trabajadores y patrones, así como del presupuesto anual que recibe que no es otra cosa que dinero público.Pero la delegación Tamaulipas que encabeza José Manuel Assad Montelongo, ha entrado en una dinámica positiva que busca cambiarle el rostro frente a los que finalmente se debe: sus derechohabientes.No hace mucho, el hospital número 6 con sede en Ciudad Madero, realizó con éxito un par de trasplantes de riñón a igual cantidad de pacientes, con lo que suma 28 en su registro estadístico.

Cabe hacer mención que este tipo de casos se realizan en hospitales de tercer nivel, pero el asentado sobre bulevar “Adolfo López Mateos” siendo de segundo nivel, tiene la infraestructura y capacidad, pero sobre todo la autorización para realizar dicha atención.Otro tema es el programa PrevenIMSS en la empresas, que en los primeros seis meses del año alcanzó 27 mil 284 trabajadores con pláticas de prevención, que no es otra cosa que un equipo de profesionales de la salud acuden a centros de trabajo para llevar información para prevenir situaciones a futuro.

Lo más reciente es el trabajo de rehabilitación que se está haciendo en los pisos del hospital de Ciudad Madero, que consiste en cambio del cableado eléctrico que viene a convertir al inmueble más seguro en materia de protección civil.Un asunto que merece ser ponderado es el acondicionamiento de un aula de clases en el piso de Pediatría del mismo nosocomio, próximo a inaugurarse de manera oficial, en la que los pacientes podrán seguir con sus clases durante su tratamiento; para ello se signará un convenio con autoridades de Educación para darle formalidad a los cursos.Habrá más cosas por hacer, en atención y servicios, pero ya en el IMSS de Tamaulipas dan señales que trabajan por quitarse el estigma que le acompaña desde hace un buen tiempo.