Tribuna

Los cambios en Refinería Madero

Petróleos Mexicanos vía la Subdirección de Producción de Pemex Refinación, informó sobre un enroque en la refinería “Francisco I. Madero”, planta que en el último mes ha sido escenario de percances de funestas consecuencias.

De acuerdo con la información emitida por su vocera, Josefino Revueltas Martínez despacha desde ayer como encargado de la oficina de la gerencia en la centenaria planta tamaulipeca.

Procedente de la refinería de Salamanca, Guanajuato, viene a sustituir a su par Guillermo Trujillo Rendón, quien de manera oficial ocupó el cargo de gerente de la refinería Madero hasta ayer.

En la gestión de Trujillo Rendón ocurrieron dos incidentes que siguen vigentes en la memoria colectiva.

El último, el flamazo que costó la vida a trabadores y dejó marcados a otros, en tanto que el otro es el incendio de gasolina primaria que tuvo una duración de más de 24 horas.

A él, Guillermo Trujillo Rendón, se le encomienda liderar una estrategia extraordinaria llamada “plan emergente de contención de accidentes en la Refinería Madero”, cita la paraestatal en un breve comunicado oficial en el que detalla los cambios.

La víspera, el diputado federal panista Germán Pacheco Díaz, afirmó tener información sobre relevos al interior de la refinería, a partir de los hechos que pusieron en el centro de la atención nacional a la planta maderense.

El boletín de Pemex de hoy confirma al menos una de la afirmación  del legislador federal representante de Tampico.

Por cierto, Marcelina Orta, diputada federal del distrito al que pertenece Ciudad Madero ni por curiosidad se ha asomado al tema.

Ante el “madruguete” del diputado panista, la paraestatal reacciona, a la vez que confirma pero también precisa uno de sus dichos.

El tema es ese: el hermetismo con el que se maneja la empresa que es de todos los mexicanos, según una de las tantas freses oficiales para definirla como orgullo de la nación.

Al paso de varias semanas de los lamentables hechos ocurridos al interior de refinería, es fecha que no se sabe qué fue lo pasó para 4 trabajadores perdieran la vida, y tampoco el motivo de que 90 mil barriles de gasolina cruda ardiera más de 24 horas.

Los maderenses, tamaulipecos y todos los habitantes de este país, quienes mantienen el erario, merecen respuestas oportunas y completas.