Tribuna

No hay argumentos para borrar a Paloma

Mercedes del Carmen Guillén Vicente no está descartada en la sucesión que viene en el 2016. Su nombre sigue estando en la lista de los posibles para la candidatura a la gubernatura de Tamaulipas por el PRI.

Tan es opción que en todos los comentarios, escritos o hablados de medios de comunicación, en el que el tema es el relevo en el Poder Ejecutivo estatal del año entrante, aparece.

Ya sea para bajarla de la contienda, con una artificial facultad de poner y quitar aspirantes, o en su defecto para sostenerla con una opción viable por aquello de la equidad de género, en cualquiera de los casos sigue vigente.

Más allá de que si la inclusión de la tampiqueña tiene motivo para que el PRI cumpla con la regla moral de paridad hombre-mujer en las 13 gubernaturas en disputa el año próximo, Paloma tiene una hoja de vida para presumir, y de esta manera cumple con una cualidad a considerar de los aspirantes como lo es experiencia, las otras dos son popularidad y trayectoria.

Dos veces diputada local y federal; secretaria general de Gobierno estatal, además de procuradora de Justicia; de manera reciente subsecretaria en Gobernación del influyente Miguel Ángel Osorio Chong, y hoy presidente de la Comisión de Gobernación en San Lázaro, son responsabilidades ejercidas por Guillén Vicente en el servicio público que la ponen de igual a igual con algunos de los otros aspirantes.

Lo cierto también es que al día de hoy aún no está nada definido, por lo que Paloma Guillén sigue siendo una aspirante a la gubernatura con cartel, a la que la clase política de la zona conurbada trae entre sus simpatías, lo reconocen en corto, aunque institucionales, como su partido, esperan señales.

Igual situación a Baltazar Hinojosa Ochoa, con vasta experiencia y que ahora brilla con luz propia como presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, tiene la experiencia, y habrá que estar pendientes de los sondeos que se realizan para ver si también cumple en popularidad.

En la misma lista también está incluido Marco Antonio Bernal, ahora designado secretario adjunto a la presidencia del CEN del PRI lo que da motivo para seguir recorriendo el estado, en tanto que el alcalde victorense Alejandro Etienne Llano es otro con mucha movilidad y obvio aspirante.

Al igual el diputado federal Alejandro Guevara busca la nominación, aunque su método no corresponde a quien asegura tener la “bendición” del priista más influyente del país.