Tribuna

100 años y los que le faltan a la refinería

La refinería Francisco I. Madero cumplió 100 años. El acontecimiento estuvo remarcado con una ceremonia alusiva, a la que asistieron funcionarios de Pemex, del municipio, así como del sindicato petrolero.Es cierto, por tan significativa fecha lo ideal, o lo que hubiera dado mayor realce, habría sido la presencia de autoridades del gobierno federal, local, y la cúpula del STPRM que en otras épocas presumía que su fuerza como gremio estaba precisamente en esta zona del país.

Pero no, los invitados especiales, al igual que esperados, tuvieron cosas mejores que hacer el día del aniversario de la segunda planta refinadora de petróleo más longeva en el país.Hay quienes están convencidos que en otros años, la presencia de los personajes de talla nacional era obligada. Esas mismas voces, que ahora juegan softbol en el parque de la colonia Unidad Nacional o los que añoran aquellas tardes de estar sentados en las bancas de la plaza Isauro Alfaro, afirman que quien podría recordar aquellos años mozos del músculo obrero petrolero, ya no está en este mundo. 

Fue Tomás Ávila González, subdirector de producción de Pemex Refinación, quien trajo a Ciudad Madero la representación de Emilio Lozoya Austin, director general de Petróleos Mexicanos.Al evento acudió también, el alcalde de Ciudad Madero, Esdras Romero Vega, un orgulloso empleado con licencia del centro refinador, así como Humberto Oliva Barreda, secretario general de la Sección 1 del Sindicato Petrolero, además del gerente de la planta, Guillermo Trujillo Rendón.Son los primeros 100 años de la Refinería Madero, anticipó Ávila González en su discurso, para luego augurar un futuro halagador a la planta a partir de la reforma energética.

Su ubicación clave en una región en la que se pronostica existen cantidades de gas y petróleo, tanto en tierra y mar, que hacen suponer una segunda época en la que otra vez deberemos acostumbrarnos a administrar la abundancia, dan un segundo aire a la planta orgullo de los maderenses.En el centenario de la refinería “Francisco I. Madero”, que no pasó desapercibido hay que reconocerlo también, quedó empeñada la palabra de que el director de Pemex, vendrá a en breve a anunciar importantes inversiones que traerá trabajo y derrama económica.