Tribuna

Un año de estrategia por la seguridad

Se cumple un año de la estrategia, en una segunda fase se dijo entonces, federal para devolver la tranquilidad a la sociedad tamaulipeca.

Fue en Reynosa donde el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y también titular del gabinete federal de seguridad, enumeró las acciones a realizar a partir de entonces.

A 365 días de aquel anuncio, el resultado más notable es que hechos violentos como balaceras, ejecuciones, quema de negocios se redujeron al mínimo, o al menos ya no son a la vista de una mayoría, como ocurrió en abril de 2014 y de manera reciente en Reynosa y la zona sur con bloqueos.

También en aquel entonces se planteó un objetivo, bueno fueron varios, pero entre los primeros de la lista figura el de la detención de blancos u objetivos importantes, a la fecha según faltan uno o dos de esa relación en poder de las instituciones de seguridad.

Se anunció con bombo y platillo al igual aquella vez, una refundación de las instituciones locales de seguridad. A los días y semanas se empezó con la purga policiaca.

A la par se dio un reforzamiento de fuerzas federales en toda la entidad, para suplir el envío a pruebas de control y confianza de policías ministeriales en Durango, y la reevaluación de elementos de seguridad pública en Tlaxcala.

Para efectos la misma estrategia, el estado fue seccionado en 4 zonas que fueron encargadas a mandos federales del Ejército y la Marina, bueno luego se recapacitó y se aumentó a 5 ya que Nuevo Laredo quedaba distante de la jurisdicción que le correspondía.

En las siguientes visitas del titular de la Segob con motivo de evaluar la estrategia, hubo en algún momento un mensaje algo enérgico, de que en el combate a la inseguridad se iba llegar hasta donde topara.

De las indagatorias no se iba escapar la clase política ni servidores públicos, así se entendió el mensaje y fue propalado. Dicen que alcaldes, diputados locales, y funcionarios empezaron a entrar en pánico, pero lo cierto es que a un año ni un solo “pez gordo” ha caído en la red de pesca tirada por el sistema de inteligencia federal contra la inseguridad.

A un año de la estrategia, un reporte público del Secretariado Ejecutivo del SNSP ofrece una lectura interesante de medición. Delitos como homicidio, secuestro, patrimoniales (entre ellos extorsión) aumentaron su incidencia, con relación a un año atrás, de abril de 2014 a marzo de 2015, que es el periodo de aplicación del plan federal anunciado por Osorio Chong.