Tribuna

Tamaulipas y su realidad energética

La reforma energética establece nuevas reglas en el sector. La que más destaca es la apertura a capitales privados que vendrán a inyectarle recursos tan necesarios como urgentes.

Los beneficios son mayor producción de hidrocaburos, que ya no serán exclusivos de una empresa pública, la que con el paso del tiempo se rezagó en su cometido de procesarlos y distribuirlos, tanto para el consumo local como para su venta al exterior, siendo esto último el motor de nuestra economía.

El país guarda en sus entrañas, tierra y mar, una cantidad considerable de petróleo y gas, que por falta de recursos, según el discurso oficial, se mantienen sin explotar.

La corrección en la Carta Magna abre la puerta para que particulares inviertan en toda la cadena que tiene que ver con el sector energético, lo que traerá consigo una oferta de hidrocarburos de la que todos saldrán beneficiados.

Combustibles a menor precio así como la electricidad, son de los beneficios que palpará la población en general en un plazo que nos ha dicho será mediano.

Pero en otros niveles se percibe también un ánimo optimista a partir de la reforma energética y por ende apertura del sector. La llegada de empresas particulares a explotar el tesoro que se encuentra bajo tierra y mar, empezará por imprimir un dinamismo sin precedentes.

Estimaciones oficiales y también de especialistas, coinciden que en Tamaulipas se localizan el 60% del potencial de hidrocarburos que tiene el país por explotar, por lo que una nueva historia económica en la entidad está por registrarse.

Para los industriales del sur de Tamaulipas organizados en la AISTAC, la zona conurbada, en la que vivimos, está llamada a convertirse en la más competitiva de todo el mundo, sí y solo sí los augurios sobre la reforma energética son realidad.

El abasto suficiente de gas acabaría con las precauciones de crecimiento de las empresas establecidas en lo que se ha conocido como el corredor industrial. Energía eléctrica económica se traduce también en un detonante, a lo que se debe sumar inversión pública para mejorar y aumentar las conexiones de la zona con otras regiones de país.

Hoy el simposio “Realidad Energética 2014”, será una luz en el tema para los distintos actores en el tema de energía. Ahí se conocerán las oportunidades que se abren en el sector y más detalles sobre lo que está generando una enorme expectativa en cuanto a un despegue de la economía, local y nacional.