Tribuna

Sospecha que no ayuda

Antes de comenzar las campañas, uno de los temas de atención sino el que más, es el referente a la seguridad. El antecedente de lo ocurrido al 5 para las 12 en la elección del 2010 y el incremento de los niveles de violencia en los años posteriores, así lo hicieron ver.

Los actores involucrados repetían que cada uno pondría la parte que le corresponde. La autoridad, ofrecer los niveles de seguridad necesarios para que el proselitismo se realice sin sobresaltos.

Las instituciones políticas participantes abonaron también ofreciendo imponer los filtros necesarios para evitar darle el registro a personas con dudosos antecedentes. Incluso fue tema de más de un partido el solicitar a la PGR su participación para dar plena certeza de que sus representantes estarían blindados de toda acusación.

Así empezaron los actos de proselitismo y la sombra de violencia y temas relacionados a esto se fueron diluyendo entre promesas, compromisos, más promesas, de los candidatos, aunque luego vino el primer debate con escaramuzas que se repitieron en el último, aunque ya fueron menos.

Cuando las campañas han entrado en su último tramo, la situación subió de tono con un anuncio que también fue acompañado de una acusación grave, y que a la fecha sigue siendo de los temas noticiosos principales a nivel nacional.

Del dicho, la situación aún no pasa al hecho. Aunque el PRD anuncia que hoy denunciará ante la Procuraduría de Justicia actos de intimidación y amenazas de panistas hacia sus candidatos en algunos municipios, en tanto que el PRI nacional solicita la intervención de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) para que investigue violencia, amenazas, intimidación y coacción del voto a candidatos a alcaldes de 3 municipios de Tamaulipas.

Así las cosas, el entorno alrededor de las elecciones del 5 de junio se impregna, con la siembra de la sospecha de la intromisión de un invitado no deseado, de confusión, de desánimo, pero, ¿eso a quién beneficia?, sin duda que a la sociedad y electorado, no.

En Tampico la maestra Magdalena Peraza Guerra tiene bien identificados quiénes le andan jugando chueco, por ello la candidata a la alcaldía por la coalición PRI-PVEM-Panal, visitará sola los mercados temporales, sin intermediarios que se dicen líderes de los comerciantes, como Jesús Silva Gutiérrez.

Carolina Monroy del Mazo, secretaria general del CEN priista, estará en Tampico para sumarse al proselitismo de los candidatos de su partido. Dicen que la mexiquense sí caminará para pedir el voto a los suyos.