Tribuna

Los Ramones, un alivio para la industria

El gas natural es barato, no tan agresivo con el medio ambiente, y con alta demanda en la industria así como para la generación de energía eléctrica de nuestro país. Para esta última actividad es un combustible muy económico. El 80% del costo de producción de un megawatt depende del combustible que se utiliza.

En la reciente celebración del Symposium Realidad Energética organizado en Tampico por Grupo MILENIO, se conoció también, entre otra información relevante, que México ocupa el sexto lugar mundial con reservas probadas de gas natural bajo tierra.

De acuerdo con Carlos Ochoa Reza, director general de Comisión Federal de Electricidad (CFE), quien fue uno de los expositores en el simposio energético celebrado en el Expo Tampico, Tamaulipas es una entidad con mayores reservas de gas, lo que sin duda lo pone en un lugar privilegiado de desarrollo.

El asunto es que estando sobre una verdadera riqueza energética, ésta sigue en su lugar por varios factores, entre ellos el legal pero el más importante es el económico. La falta de recursos para extraerlo.

Una comparativa del consumo de gas natural en México, detalla que en 1997 el país era autosuficiente. Al 2012, la generación se rezagó al grado que hoy en día se importa una tercera parte de la demanda.

El gas se compra a empresas privadas en cualquier lugar que no sea México, porque así lo disponía el marco legal antes de la reforma energética, subrayó el funcionario federal el 19 de noviembre pasado, pero tampoco se importa el que se requiere porque se necesitan gasoductos para transportarlo de donde se produce a donde se va a consumir.

El país cuenta con una red de transporte (ductos) de 11 mil km, pero con la complejidad de no estar conectados entre sí. Otra comparación: Texas, que es una tercera parte del territorio nacional, tiene 9 veces más y todo Estados Unidos, 41.

La importancia de la puesta en marcha hoy, por el presidente Peña Nieto, de la primera de tres fases del gasoducto Los Ramones, está en que se aumenta la oferta de gas que demanda el sector industrial.

Las restantes etapas quedarán listas a finales de 2015, al mismo tiempo que se construyen media docena de gasoductos en el noroeste del país, y otros tantos en el norte, lo que aumentará 47% km a la red nacional y el plan sexenal es subir 75%.

El gobernador Egidio Torre Cantú, por cierto, asistió al arranque de la primera fase del gasoducto Los Ramones que tiene su entrada al país por la ciudad tamaulipeca de Camargo.