Tribuna

México, mejor con Calderón

La selección mexicana de futbol mantiene la esperanza de calificar al mundial de Brasil del año próximo, gracias a Estados Unidos y pese a perder en Centroamérica con Costa Rica. Inevitable el tema, es lo que se comenta desde anoche.

Tan popular es el tema que hasta el mismo Felipe Calderón, ex presidente de México, abrió un frente de polémica con la publicación en su cuentan de Twitter.

“Recibí a la selección nacional como: campeona del Mundial Sub 17; medalla de oro en los Panamericanos; medalla de oro en los Olímpicos. Qué pasó?”, recuerda, según la red social, quien fuera mandatario nacional del 2006 al 2012.

Al margen de este comentario con mucho de sorna y más de grilla política que de reflexión deportiva, lo de anoche en San José, seguirá siendo lo más comentado en los días y semanas por venir hasta que se dé la última oportunidad que tiene el futbol de México de ir al siguiente Mundial.

Millones estuvieron a minutos de ser testigos del fracaso más grande que tenga memoria la generación de aficionados al futbol en este país, desde que la selección mexicana es objeto de un trato mediático desmedido.

La eliminación de 1981 previa al Mundial de España la vivieron los de otra generación, mientras que la no asistencia a Italia 1990 se dio desde un escritorio.

El futbol como se nos vende hoy en día, como un paliativo y para otros distractor de los verdaderos problemas que tiene este país, tiene su origen desde la Copa América de Ecuador en 1993.

Con altibajos, el futbol mexicano como selección nacional ha estado presente en las cinco copas mundiales que han tenido hasta entonces, lo que representa ganancias en millones de dólares para unos y en pesos para otros.

Ayer la situación estaba para escribir otra nota triste en las páginas del deporte mexicano, pero la providencia y el equipo de Estados Unidos, sacó del paro, con par de choques eléctricos desde la ciudad más estrecha del continente, al conjunto mexicano que pasa por su peor momento desde que es un producto comercial que lo encontramos hasta en los cereales.

Y a todo esto, si es cierto que es una persona la que manda en la selección nacional de futbol, anoche las proyecciones de ganancias en millones de dólares estuvieron a nada de irse a la basura. Vendría bien, tanto para el negocio como para los que nos gusta el futbol, una sacudida a los que desde un escritorio se lo manejan, digo para no pasar angustias como las que seguro sufrió anoche.