Tribuna

Mercados: engañaron al alcalde

El alcalde de Tampico acudió a los mercados municipales en busca del consenso para aceptar la reubicación temporal, primero, y la construcción del proyecto que dará a la ciudad nuevas, pero sobre todo seguras, instalaciones.

Gustavo Torres Salinas escuchó de viva voz el sentir de los oferentes. A eso le dedicó varias horas, lo que demuestra el interés del mandatario porque el asunto se resuelva en los mejores términos.

Y es que siendo estrictos, el proyecto de los nuevos mercados tiene como finalidad un beneficio de amplio alcance: que los habitantes de Tampico, y también de la región, cuenten con un mejor escenario, además de funcional, para realizar sus compras, en un lugar que por décadas se han caracterizado por ofertar de todo, igual menudeo que en mayoreo, y a precios que lo siguen manteniendo en competencia.

Acompañado del secretario del Ayuntamiento, Juan Carlos Ley Fong; del regidor presidente de la Comisión de Mercados, José Manzur Mafud, entre otros funcionarios, Gustavo caminó por los pasillos de los centro de abasto, tramo por tramo, para escuchar la opinión de los comerciantes.

Es cierto que el edil recibió de los locatarios más rechazo que aceptación, aunque los argumentos usados para oponerse al ambicioso plan de obra son débiles. Prefieren una restauración que nuevas instalaciones, el temor a perder lo que con el paso del tiempo acumularon con el cobijo de autoridades o simplemente omisión, sale a relucir.

Tampoco quieren mudarse a una sede temporal, ubicada muy cerca de donde serán desalojados, pero menos aún proponen un lugar que en los hechos sea posible de concretar, lo cierto es que de plano se resisten a moverse.

Pero la visita del alcalde a los negocios de los mercados sirvió para darse cuenta que no todos están haciendo la parte que les toca en el proyecto, del que cabe recordar cuenta con el aval del gobierno del estado.

A quienes se encargó la operación del asunto simplemente no lo hicieron. Empleados del municipio e integrantes del patronato pro construcción de los nuevos mercados exhibieron la falta de aplicación en la encomienda otorgada, informar y convencer.

No solo engañaron al presidente municipal, también le quedaron mal al gobernador de Tamaulipas, quien prometió públicamente que la construcción de los nuevos mercados comienza en el presente mes.

Eso ya tuvo consecuencias al ordenarse un primer cese, pero también habrá un costo político para quienes dejaron a la suerte el asunto.