Tribuna

Maratón en el Congreso

El Congreso de Tamaulipas registró un intenso cierre de periodo ordinario de sesiones.¿Dónde está lo extraordinario, si para eso se les paga, y muy bien hay que decirlo? Pues en eso, en que un solo día dieron salida a una veintena de dictámenes, así como la presentación de media docena de iniciativas, hay nomás para mover el número y no se diga que el trabajo realizado queda a deber.Hubo a quien no le pareció la premura con que se realizaron las cosas en el recinto legislativo.Fue el representante del Partido del Trabajo, Arcenio Ortega, el diputado que advirtió a sus compañeros de la falta de análisis en los asuntos tratados en lo que fue la maratónica jornada legislativa, aunque quedó en eso, en la expresión del día.

Entre los temas aprobados, la ley de víctimas, que hace apenas unos cuantos días arribó al Congreso, y para pronto se le dio para adelante, ya que era un rezago el que tenía la entidad en la materia acorde con la federal, además, había que quedar bien con el promotor de la iniciativa.Otro asunto que atrajo la atención fue la reforma político electoral, para lo cual se creó una comisión especial, plural. Ayer se dio por recibida en el pleno, fue turnada, lo que hace suponer que allá por septiembre habrá noticias al respecto.Con muchas más aprobaciones, como la ley de adopciones, de protección a adultos mayores, reformas al código penal así como la Constitución local, se realizó la última sesión del que fue el segundo periodo ordinario de sesiones del Congreso del Estado.

Corresponderá a los altamirenses Carlos González Toral, Irma Leticia Torres Salinas, además de los también legisladores Adela Manríquez y Álvaro Humberto Barrientos, integrar la Diputación Permanente, siendo Cacho quien presida dicha representación legislativa.Por cierto, Carlos Canturosas, alcalde por el PAN de Nuevo Laredo, robó cámaras a su arribo al palacio legislativo. Tanto así que según las crónicas, el diputado presidente Ramiro Ramos Salinas debió de esperar un poco para ingresar al recinto, ya que las atenciones estaban centradas en el visitante, y no quiso pasar inadvertido en su propia casa.En fin, que los diputados estarán de vacaciones por más de 60 días, aunque se les espera ver en sus distritos, casas de gestoría, y en el terreno, haciendo su trabajo, con la gente a la que pidieron su apoyo para estar donde se encuentran.