Tribuna

Faltaron los anuncios en el Polyforum

El presidente Enrique Peña Nieto finalmente estuvo en Tamaulipas. Ayer, en Ciudad Victoria, participó de una concentración de productores agrícolas y pecuarios, en lo que fue la primera visita oficial agendada como tal, las otras dos fueron a partir de las circunstancias.

En el programa del día del mandatario nacional figuraba Tamaulipas como punto de destino para una gira de trabajo, y hacia acá se dirigió; mientras se daba su llegada a suelo victorense, en redes sociales se libraba una real competencia por describir lo que ocurría con la visita del invitado de honor.

Al gobernador Egidio Torre Cantú se le notaba orgulloso de que el Presidente de México estuviera de visita en la entidad que gobierna, ante su gente, los alcaldes, diputados locales, e invitados, en su intervención así lo dejó en claro.

Ya en lo que fue el evento, la reunión con los productores del campo tamaulipeco, Peña Nieto hizo pública la instrucción a su secretario del ramo, Enrique Martínez y Martínez, de agilizar los procesos, combatir los trámites burocráticos, para que las familias reciban la indemnización que les toca por la afectación a sus cultivos por el paso del huracán Ingrid.

Igual la instrucción se la hizo desde el mismo momento de que el impacto del fenómeno climático dejó en emergencia gran parte de la entidad, pero el momento, el foro y los asistentes, ameritaba para recordarle al ex gobernador de Coahuila que hay que apoyar a la gente de Tamaulipas.

Al mismo tiempo que Peña recibía aplausos de los tamaulipecos, la página electrónica de la Presidencia de la República divulgaba la liberación de 89 millones de pesos del Fondo Nacional contra Desastres Naturales (Fonden) para Tamaulipas, recurso que en gran parte está etiquetado para víveres, medicamentos, herramientas, artículos de limpieza.

Fueron 10 meses de espera, que las horas de estancia en suelo de esta franja de la nación se hicieron nada, en tanto que los grandes anuncios tal vez quedaron para otra ocasión. Peña Nieto se retiró para seguir con su agenda de trabajo, y lo que sigue es esperar otro motivo para que vuelva a Tamaulipas, a lo mejor para el arranque de una gran obra, o la llegada de una importante inversión, que es lo que tanto se espera en esta parte del territorio nacional.