Tribuna

Diputados que, ¿legislan y fiscalizan?

El quehacer de un diputado vuelve a estar en entredicho, cuando sus acciones se contraponen con la teoría que se enseña en la escuela sobre lo que es un representante popular.

Se nos dice que un legislador es la voz del pueblo, la manera de que cada cientos de miles de habitantes tenga un representante en el recinto donde se rinde cuentas del uso de los recursos que son de todos, y también se crean las leyes que procuran bienestar.

Para poder ocupar uno de esos lugares, la sociedad debe elegir de entre las propuestas que hagan los partidos políticos, que también son públicos porque no se mantienen del aire.

Ya desde ahí la supuesta representación ciudadana pierde esencia, son aspirantes de un grupo con intereses propios y no de la población, aunque las reglas así están escritas, que es por esa vía como se puede acceder al poder, pero ya se han dado los primeros pasos para ciudadanizar más el tema con las candidaturas independientes.

Sucesos recientes, y no tanto, dejan ver que los diputados, en ambos órdenes de competencia, atienden a los intereses de su partido en vez de escuchar a sus representados.

El caso del aumento al Impuesto al Valor Agregado (IVA) para efectos de competencia en las ciudades de la frontera, es la más reciente prueba. Ayer en Nuevo Laredo se realizó una manifestación para rechazar la nueva carga tributaria que empezará aplicar en el 2014, antes fue en Ciudad Juárez, y total que no son pocos los que están en desacuerdo con la decisión tomada por quienes son representantes populares.

Un caso de ineficacia legislativa es que no se le haya echado una revisada a recursos del orden de los 6 mil millones de pesos, correspondientes a las cuentas públicas del 2012 de los municipios grandes de Tamaulipas.

La LXI Legislatura local no tuvo tiempo de atender al interés ciudadano de que sus recursos hayan sido bien utilizados, y dejó pendiente lo que en teoría es parte de su chamba, fiscalizar, ser los ojos de la población en el manejo de sus dineros.

Podrían argumentar que trabajaron es hacer leyes, está bien. A propósito de la “niña Jobs”, autoridades de Educación reportan que alumnos de excelencia se les entrega de un apoyo de 400 pesos, no hay para más, eso dicen.

La pregunta es, ¿a poco los diputados no pueden legislar sobre el tema para dar más recursos a los estudiantes notables de Tamaulipas?, entonces, ¿sobre qué legislan?, ¿cuáles son sus prioridades?