Tribuna

Diferentes y mejores rumbo al 2018

El panismo de Tamaulipas se declaró listo para refrendar su triunfo en las urnas de hace casi un año, en las elecciones de 2018. Sí, para ello todavía falta tiempo y como partido esperar los resultados del 4 de junio en tres entidades.

Pero tras lo ocurrido acá en 2015, triunfo contundente en gubernatura, alcaldías y mayoría en el Congreso del Estado, la expectativa en el PAN tamaulipeco es alta y la mira puesta en conseguir algo similar el próximo año.

El domingo se llevó a cabo la elección de los consejeros estatales dentro de una jornada sin sobresaltos. Las diferencias del pasado en este tipo de actos, propias del pleno ejercicio de la democracia -se presumía entonces- son cosas de la historia de la vida interna del partido.

Francisco García Cabeza de Vaca, el panista con el cargo más importante del Estado, llamó a sus compañeros de partido a hacer las cosas bien para diferenciarse de otros partidos. Ser panista no es un político como todos, es una forma de vida, aseguró.

También les dijo que su compromiso es realizar un buen gobierno del cual se sientan orgullosos, y pidió su apoyo para cumplir con las necesidades y expectativas de sus mandantes.

Tras la elección de los consejeros, ante un pletórico auditorio blaquiazul dijo entonces que estarán listos para hacer las aportaciones necesarias que consigan sacar adelante las elecciones por venir, en las que darán la batalla por recuperar la Presidencia de la República en 2018.

El llamado es a mantener la confianza que la gente les dio en las urnas en 2015, cumpliendo con hacer las cosas diferentes y bien. El objetivo: aportar para que el partido vuelva a Los Pinos el próximo año.

Antes tendrán que realizarse las elecciones por tres gubernaturas, en las que PAN comenzó con la inercia de lo ocurrido en 2015; aunque a 12 días de llevarse a cabo, las expectativas no son las mismas que al principio.

El caso más significativo es en el Estado de México, donde las encuestas ponen a su candidata debajo de sus opositores de Morena y PRI; en tanto que en Coahuila, la propuesta tricolor tiene ventaja sobre el candidato panista, según recientes sondeos.

Es en Nayarit, donde en alianza con el PRD, los pronósticos dan el mejor resultado sobre su contrincante priista; eso lo reconocen en la sede nacional donde despacha Enrique Ochoa Reza.