Tribuna

Nada detiene el plan energético

La reforma energética avanzó otro paso en ese camino pavimentado por PRI y PAN que tiene como destino su aprobación. En el Senado, el plan fue avalado en comisiones y lo siguiente es su discusión ante el pleno, lo que ocurrirá hoy.

No es cosa menor lo que ocurre en el país y realizan en este momento los senadores, y por hacer los diputados, que no está de más recordar son los representantes de toda una nación.Lo que está sucediendo es del mismo tamaño que aquel 18 de marzo de 1938 cuando el Presidente de entonces realizó lo que en las escuelas públicas, y también particulares, se nos dijo fue la expropiación petrolera.

Entonces todo fue festejo por aquella decisión. Hoy, en el ánimo colectivo las cosas son distintas.Por el tamaño de lo que está sucediendo relacionado con cambios relevantes en la Constitución, la pregunta es si una decisión como la que se gesta, ¿no ameritaba una discusión mayor que incluyera a la sociedad o algo así como una consulta pública?Se entiende que el sistema político está hecho como lo conocemos.

En las urnas dotamos de todas la facultades a quienes suman más votos para que representen los intereses de todos, incluidos los que no votaron por ellos, se llama democracia.

Pero cómo asimilar que una decisión del tamaño que es la reforma energética se consiga sin la aprobación de millones en este país representados por partidos políticos en desacuerdo con el proyecto, pero eso también es democracia.

En el Senado, legisladores que representan a partidos políticos, toman la decisión de lo que más le conviene al país en materia energética, pero, ¿cómo probar que eso es cierto?Se lo pregunté a los panistas Ernesto Cordero y Gustavo Madero, en ese orden, en el estudio de Multimedios Televisión cuando su visita a Tampico, apenas en junio, si un cambio a la Constitución como el que exige el plan energético, no exigía que diputados y senadores, al menos los de su partido, regresaran a sus distritos a escuchar opiniones: respondieron que sí, pero a la fecha, ni Maki Ortiz, ni Cabeza de Vaca, tampoco Germán Pacheco y Marcelina Orta, ha realizado foro alguno, a los dos primeros les toca votar hoy a nombre de los tamaulipecos.

Si lo que está ocurriendo y por suceder a partir del mencionado cambio es lo mejor para el país, solo el tiempo y los hechos lo demostrarán, aunque me quedo con la petición, aquí pública, que se debe de escuchar la opinión de los que así quieran hacerlo, y claro sean convidados a realizarlo, o ¿no lo que se discute es patrimonio de todos?