Palabra de lector

Un transporte público de mejor calidad es lo que necesita la CdMx

Con el nuevo Hoy No Circula, una de las principales molestias de los ciudadanos es la mala calidad del transporte público de la Ciudad de México. A través de las redes sociales, la gente dice que le da miedo dejar su auto para usar el transporte público, debido a la inseguridad campeante en el Metro, los microbuses o el mismo Metrobús. Aparte de esta primera queja, las personas consideran que el transporte público es lento e incómodo. Tienen razón, y se debe a que el transporte es poco en comparación con la cantidad de personas que lo utilizan todos los días. Puede que la queja haya nacido a partir de que se anunció que el Hoy No Circula aplicaba para cualquier auto, sin importar su antigüedad. Sin embargo, esto no significa que sea una mentira lo que dice la ciudadanía o que solo hable con coraje. Seguramente no se les olvida que se subió el costo del boleto del Metro con el fin de mejorar el funcionamiento del transporte colectivo. Son los dos puntos primordiales para que la población de la Ciudad de México deje sus autos: seguridad y funcionamiento. Solo son dos palabras, pero no es tan fácil de lograr. Se requiere de un compromiso por parte del gobierno “sin importar el costo político”, como dijo el jefe de Gobierno capitalino.

El endurecimiento al Hoy No Circula funciona, pero es momentáneo. No puede ser que el tren ligero, el RTP y otros transportes sean gratuitos de por vida. No sería un buen negocio. Lo que se requiere para invitar a la gente a que con gusto no use sus autos es un buen transporte colectivo, así de sencillo.

Raúl Contreras, Ciudad de México

 

Buena idea, que el Estado controle producción de mariguana

Pese a las negativas de muchos grupos conservadores, entre ellos un sector de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que tiene en sus manos decidir si el uso recreativo y medicinal de la mariguana será legal, hay buenas propuestas para legalizarla y controlarla. El senador panista Roberto Gil Zuarth propuso legalizar la mariguana y que sea el propio Estado mexicano el que controle su producción y venta. Al parecer sería algo similar a como funcionaba Pemex.

Creo que es una muy buena idea. No solo es ver el hecho de que la mariguana no es mala (recién salió una entrevista al número dos de la Casa Blanca durante el gobierno de Nixon; dijo que lo de la criminalización de las drogas había sido una invención), sino porque es un nicho que deja dinero. Se trata de ver lo que Uruguay ya está haciendo: en ese país es legal la producción y el consumo de la mota.

Recién dijo la Conferencia del Episcopado Mexicano que deja en manos de la ciencia saber si el uso medicinal de mariguana es bueno o malo. Cada vez se ven obligados a abrirse a este tema estos sectores conservadores. Ya sería hora de detener tantas matanzas por la producción de mariguana y ver una forma de hacer negocio.

Adrián Amezcua, Michoacán