Palabra de lector

Cree que corrupción prevalecerá mientras se aplique mal la justicia

Al hablar de corrupción me remito a la deficiente aplicación de las leyes y reglamentos, que quedan en manos de policías o jueces dispuestos a corromperse por tener más dinero.

Los resultados de las encuestas son solo muestra, como el 60% que ve poco o nulo el éxito contra la corrupción, pero en este caso del sondeo de la Cámara de Diputados lo preocupante es que es la mayoría de la población.

En esa información señalan que 51% cree que el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción permitirá reducir el problema, pero para tener mejores resultados hay que trabajar en sectores estratégicos, sobre todo y en principio en el propio Congreso de la Unión, donde los legisladores solo rinde las cuentas que quieren.

Un ejemplo de un asunto grave es el de las agencias del Ministerio Público, en donde los impartidores de justicia ponen a ésta en manos del mejor postor.

Eusebio Cruz, Distrito Federal

• • •

Pide mejores políticas en vialidad y alternativas para circular diario

El Centro de Inspección y Vigilancia Ambiental Remota reportó que en 2015 ha clausurado siete centros de verificación vehicular por manipular pruebas, pero en todos los que he llevado mis carros me percato de que en algún carril específico se forman los que pasan la prueba con una cuota extra.

Por otro lado, en talleres y en calles mecánicos anuncian que cualquier automóvil pasa con ellos la verificación, además de que es común ver afuera de los verificentros las típicas camionetas o carros cuyos propietarios lo conectan con el personal del lugar.

Este problema va más allá de pasar la prueba como sea, pues mientras se siga perpetuando muchos preferirán tener dos o más carros viejos para poder alternarlos y circular todos los días.

Entonces seguiremos con una ciudad abarrotada de vehículos muy contaminantes y un ambiente cada vez peor, por lo que deben cambiarse las políticas sobre vialidad y buscarse mejores alternativas como estímulos a quienes cambien el sistema de su carro a gas, entre otras cosas.

Jaime Hernández, Distrito Federal

• • •

Exige reducir partidos políticos y reorientar recursos a educación

En México se viven situaciones paradójicas como dar 70 mil millones de pesos a los partidos políticos en 18 años, más de 3 mil 888 millones por año, cuando a las escuelas se les limitan recursos con la reforma educativa.

A los partidos —que funcionan como negocios familiares y subsidiarias, como el PVEM ahora con el PRI y antes con el PAN— les aumentan los recursos y a las escuelas se les impone por ley que deben ser autosuficientes.

Partidos van y vienen, pero el problema es que los políticos parecen chapulines de uno a otro, solo agrandando el presupuesto que el INE les otorga.

Lo irónico es que las escuelas tienen que subsistir con poco, reparando mobiliario, mientras los políticos comen en restaurantes de lujo y viajan en vehículos nuevos, sobre todo camionetas de gran valor, cuando los maestros tienen que recurrir a la técnica del chantaje para que les otorguen más, pero terminan siendo víctimas voraces como la CNTE con la Segob, aunque no trabajan.

Alejandra Salcedo, Distrito Federal