Palabra de lector

El impacto del narco es añejo en Tamaulipas, no coyuntural

Ahora el tema de moda en materia de inseguridad es Tamaulipas, aunque desde hace varios años las balaceras son comunes y se me hace casual lo que ocurre o, más bien se dice, en vísperas de las elecciones del próxicmo 5 de junio.

Desde hace mucho, en dependencias de justicia de distintos estados del país circulan carteles en los que el Gobierno de Tamaulipas ofrece recompensas por personas desaparecidas.

Lo sorprendente es que en el Estado y en la Ciudad de México casi no hay carteles de personas que han desaparecido, solo los de Tamaulipas.

Esto quiere decir que el impacto del crimen organizado es muy añejo en ese estado del país, no solo en la coyuntura electoral para andarse curando en salud denunciando candidatos.
Rodrigo Olivares, Estado de México


El derecho a la salud se coarta con la limitación de medicamentos

Qué bueno que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos exhorte a respetar el derecho a la salud, tan incumplido en instituciones del sector respectivo en la República mexicana.

Más allá de los malos tratos de asistentes médicos en cualquiera de los institutos de salud, hay que esperar varios meses para alguna cirugía y el desabasto de medicamentos.

Y esto no es cosa menor porque en una de esas puede complicarse el estado de salud de cualquier paciente en ambos casos, en lo que llegan las medicinas y/o en lo que espera atención.

En la práctica se está negando el derecho al no otorgarse con calidad, es una negligencia médica cualquiera de ambas cosas, así como no tratar dignamente a los enfermos y tenerlos acostados en el piso de los hospitales.
Ernesto Manríquez, Ciudad de México


Trabajar no es meramente protagonismo en la SEP

He leído que algunos creen que el secretario de Educación, Aurelio Nuño, incurre en mero protagonismo y que cualquier acto que realiza se difunde por los medios de comunicación, pero desde mi perspectiva es de los pocos que trabajan o, al menos, de los que han tenido que mover inercias.

Recordemos que la educación permanecía en la inacción y bajo el control de los maestros disidentes agremiados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que en lugar de acudir a la calle de Brasil, iban a Bucareli.

Desde que llegó Nuño a la Secretaría de Educación Pública retomó las riendas y rompió las inercias en las que había caído el gobierno federal, mientras los menores de Oaxaca estaban en el abandono y los maestros en paro tanto en esa entidad como en la Ciudad de México.

Consta en sus páginas que niños de primero a tercero de primaria no sabían leer, pero sí muchos la técnica para tomar una alcaldía, lo que no se recuerda y que se tuvo que transformar el escenario cambiando la estrategia.

Mejor hay que pedir que trabajen así los demás funcionarios del gabinete.

Rubén Juárez, Estado de México

* * *

Fax: 5140-4903 y 04
buzoneditorial.df@milenio.com
Morelos 16, Col. Centro C.P. 06040
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados.