Palabra de lector

Preocupante, la insuficiencia para cubrir el gasto público
Al tenerse un gasto público mayor en 222 mil 570 millones de pesos respecto a lo aprobado, según datos del años pasado, huele a déficit que se terminaría cubriendo con deuda, aunque se está atendiendo su costo financiero.

El adverso contexto internacional siempre es el panorama que nos señala el gobierno, aunque los políticos y funcionarios públicos para nada se aprietan el cinturón.

Un ejemplo es el de Alejandro Murat, ex director general del Infonavit, que ha sido retomado por el columnista Carlos Puig.

La medida principal es suspender la obra pública, que en consecuencia deja sin trabajo a tanta gente, mientras diputados, senadores y directivos de dependencias públicas gastan sin mayores restricciones, al fin que la Función Pública ni se preocupa, hasta que el río suena.
Mauro Rodríguez, Estado de México

Felicidades a los maestros, pero que ya se vayan a dar clases
La autogestión de las escuelas públicas era un punto que los maestros alegaban con motivo de la reforma educativa, al considerarlo medular porque supuestamente se dejaría en el olvido a los planteles económicamente hablando.

Hasta en algunas escuelas se colocaron lonas con esa preocupación, pero el gobierno federal, por parte del Ejecutivo y la SEP, ya han aclarado que el concepto se refiere al libre manejo de recursos que se destinan, ya no etiquetados a determinado rubro cuando la necesidad era otra y se tenían que gastar en ese concepto.

Sin embargo, los maestros utilizan de nuevo ese pretexto para mantener un plantón en las inmediaciones de la Segob, al decir que quieren echar para atrás la reforma educativa. Ese es el tipo de negociación de la CNTE, con base en el chantaje.

El caso es que los profesores disidentes actúan como víctimas voraces, aunque ya se les dio la vuelta en Gobernación al no otorgarles más recursos económicos.

Por eso se les reitera la felicitación con motivo del 15 de mayo, pero también su compromiso de atender a la niñez mexicana y en particular la oaxaqueña, y que dejen de afectar más las actividades de tantos capitalinos con el bloqueo alrededor de la Segob.
Ramiro Cuevas, Ciudad de México

Bien, el Presidente en asunto del IPN; los estudiantes deben ser claros
El presidente Enrique Peña Nieto hizo bien en instruir al titular de la Secretaría de Educación Pública, Aurelio Nuño, atender las inquietudes de la comunidad politécnica y, sobre todo, retomar el diálogo, aunque haya sido tras una marcha a Los Pinos.

Esto no quiere decir que esté equivocado Nuño o el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en sostener que los asuntos educativos deben tratarse en la SEP, no hay que confundirnos.

Una cosa es retomar el diálogo y otra tratar de imponer condiciones, como lo pretenden los estudiantes y la CNTE, que deben dejarse de circunloquios ante los cambios anunciados por la SEP.

En el caso de Osorio Chong, quien ya demostró voluntad política con los mismos estudiantes del IPN al salir a atenderlos en mangas de camisa cuando lo ameritó, no siempre se debe salir del entrono correspondiente, pues es un asunto educativo, al igual que las reforma en el ramo, aunque lo quieran hacer político.
María Estrada, Ciudad de México

buzoneditorial.df@milenio.com
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados.