Palabra de lector

Polarización en EU, una ventaja para Donald Trump

Como si hubiera una mano invisible que le ablandara el camino, todo parece acomodarse para que Donald Trump siga dando la impresión de que su discurso tiene razón. Pese a que las muertes de afroamericanos desarmados a manos de policías estadunidenses parecieran ser alevosas, la muerte de varios uniformados a manos de un veterano negro de Afganistán desató el odio de la comunidad blanca sobre la negra (más bien demostró que el racismo nunca se fue, sino que estaba ahí, incubado y esperando el momento de salir).

Los políticos blancos salieron a decirle a Barack Obama, presidente de Estados Unidos, que tuviera cuidado, porque la “verdadera América” estaba a punto de llegar. Después el presidente, acepando que, efectivamente, las comunidades negra y blanca buscan objetivos totalmente distintos, dijo que ambas comunidades debían enfocarse en aquellos valores comunes que los unían como nación.

Desde este punto, todo parece que el hervidero de racismo está haciendo un gran favor para que Donald Trump convenza a la población de votar por él.

Gael Correa, Edomex

 

Cuestiona la manera de Occidente de enfrentar el terrorismo

Occidente siempre quiere mostrarse como una cultura civilizada, respetuosa y de valores. Quizás a esto se deba que, pese al terrorismo que azota a Europa en estos tiempos, Occidente se muestre hasta cierto punto tolerante. Se sigue permitiendo medianamente el flujo de migrantes a Europa y se busca que la población europea y la de Medio Oriente afincada en Europa no se polaricen para que crezca el racismo, pese a que dadas las circunstancias sería muy posible. Sin embargo, ¿qué tan efectiva ha sido esta estrategia? No se trata de incrementar el racismo, pero quizá sí de actuar con más fuerza hacia las milicias terroristas y hacia su ideología.

Recientemente el politólogo Giovanni Sartori apuntó que lo que está viviendo Europa es una guerra y, por lo tanto, se debería regir por las reglas de la guerra.

Luisa Moreno, Edomex

 

López Obrador, azuzador de masas, asegura

En el pleito entre la CNTE y la SEP, López Obrador se ha caracterizado por azuzar a los profesores y a la población en general contra el gobierno federal y decir que existe una mafia en el poder. Sin embargo, ahora que hay diálogo entre SEP y CNTE y que hasta se revisarán algunos puntos de la reforma, López Obrador sale a decir que no se debe echar para atrás la reforma educativa (cuando era el primero en vituperar contra ella y el gobierno), porque sería dar una muestra de debilidad de la autoridad. Por lo visto, solo se trata de azuzar a la gente y mantener un discurso conflictivo. Eso, como diría Peña Nieto, sí que es populismo.

Olga Mayo, Ciudad de México