Palabra de lector

La baja de 14% en accidentes, logro del Reglamento de Tránsito

Aunque a muchos nos haya cambiado el panorama con las modificaciones al Reglamento de Tránsito, cabe destacar que es un logro la reducción de 14 por ciento en accidentes que anunció el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

La cifra parecerá vaga pero, por ejemplo, según datos de la Cruz Roja Mexicana, la principal causa de accidentes viales el año pasado fue el uso de celulares, superando los ocasionados por borrachos.

Por eso es importante que se apliquen las sanciones a quienes imprudentemente incurran en una falta que pueda afectar la salud o la vida de los demás, tanto de automovilistas como de ciclistas y peatones, pues en el ejemplo referido 40 por ciento de los accidentes en México tenía como responsable una persona que usó el teléfono al manejar.

Quizá Mancera obre de buena fe al ampliar los descuentos a todas las infracciones, pero debe aplicarse con rigor el reglamento a quienes incurran en infracciones graves dentro de las 161 mil que están en análisis para notificación.

Renato Sánchez, Ciudad de México

***


Qué bueno que México se manifieste respecto a Venezuela

El hecho de que la SRE se haya pronunciado a favor del relevo político en Venezuela marca una política congruente con los derechos humanos.

Por eso es lamentable la respuesta del gobierno con sede en Caracas, en el tenor de que la canciller Claudia Ruiz Massieu "apoya acciones terroristas".

Ya basta de quedarse callados ante tanto agravio e insultos contra quienes no comparten las prácticas llevadas a cabo en el país sudamericano.

Que si el entonces presidente Hugo Chávez dijo a su homólogo Vicente Fox "cachorro del imperio" por haber mostrado preferencia hacia Estados Unidos y se dio un distanciamiento, los ataques no son la mejor manera de dirimir diferencias.

Francisco Méndez, Estado de México

***


Preocupante, la violencia de costa a costa y de frontera a frontera

Uno de los caricaturistas de este diario publicó hace ya algún tiempo un cartón en el que la República mexicana era una tumba, mientras, por otros lados, se rechazaba que en el país hubiera tantas fosas clandestinas.

Sin embargo, de costa a costa, como Guerrero y Veracruz, y de frontera a frontera, como Chihua-hua a Chiapas, se cometen infinidad de delitos cada vez de mayor impacto que ni en la Comisión Nacional de Atención a Víctimas se dan abasto para atender a quienes los padecen.

La realidad nos revela que Guerrero no es solo Iguala, con el caso de los 43, pues se han detectado demasiadas fosas a partir de la búsqueda de los normalistas de Ayotzinapa, mientras que en Taxco se han dado situaciones difíciles con artesanos obligados a pagar cuotas a grupos delictivos.

En Veracruz sobresalen ahora los asesinatos de periodistas, lo cual es grave porque se calla a quienes nos pueden informar de estas anómalas situaciones. En muchos estados más se dan casos de cooptación como el de la historia del joven levantado y reclutado por el narco en Chihuahua, sin dejar de lado puntos críticos como Tamaulipas, Estado de México y Michoacán, entre tantos más.

Alejandro Olivares, Ciudad de México

***

 

Fax: 5140-4903 y 04
buzoneditorial.df@milenio.com
Morelos 16, Col. Centro C.P. 06040
Los textos no deben exceder los mil caracteres: si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados