Palabra de lector

Instalaciones de mercado Río Blanco, aún sin funcionar

Hace unos pocos días el Gobierno de la Ciudad de México anunció que estaba terminada la remodelación del mercado Río Blanco, que hace más de un año sufrió un percance, por lo que los comerciantes tuvieron que ocupar una de las calles aledañas para colocar sus puestos en tanto el gobierno capitalino arreglaba los daños. Pese a lo dicho por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, los vendedores siguen colocados en la vía pública, pues no se les han entregado las instalaciones del mercado, con lo que tapan una arteria fundamental para el tránsito de automóviles. Mancera debería hacer entrega de las instalaciones antes de anunciar que finalmente ya se reinauguró. No ha pasado nada de eso. El lugar sigue vacío. El gobierno capitalino tendría que ser un poco más responsable con la información. Espero que pronto de verdad se entreguen las instalaciones a los comerciantes, porque lo importante es que el lugar funcione como debe hacerlo, no de hacerse fama sin antes cumplir.

Abraham Ornelas, Ciudad de México

***


Partidos políticos generan cada vez más desconfianza en población

Muchos intelectuales que apoyan la funcionalidad de los partidos políticos en la democracia argumentan que el nacimiento de las candidaturas independientes es un fenómeno causado por la falta de credibilidad de la población en estas agrupaciones políticas. Parece una verdad de Perogrullo; no se necesita mucha ciencia para darse cuenta de ello. Sin embargo, lo que sí se debe resaltar es que son los mismos partidos políticos los que se ponen la soga al cuello para hacer que los ciudadanos no confíen en ellos. Basta pensar de forma rápida en el ex alcalde de Iguala José Luis Abarca, que estaba coludido con grupos del crimen organizado. Lo mismo sucede ahorita con la diputada de Sinaloa por el PAN, Lucero Sánchez, de quien se sospecha que tiene ligas con el capo Joaquín Guzmán Loera. Estos son solo un ejemplo, pues ningún partido se salva. Todos tienen cola que les pisen y, aun así, quieren ser amados por la ciudadanía.

Juan González, Edomex

***


Cultura del 'narco' refleja la vida real

Un tema más ligado al narcotráfico sube a la palestra. El registro de nombres como La Reina del Sur o El Señor de los Cielos como marcas ha causado polémica. Más allá de eso, la pregunta es por qué alguien decidió registrar esos nombres como marcas. La respuesta es por el lucro que se puede obtener en estos momentos del tema del narcotráfico. El narco vende hoy día y esta debería ser la principal preocupación del gobierno federal. Las series sobre este tema, los narcocorridos y demás rubros donde se hable para bien del crimen organizado son apología del crimen, sin lugar a dudas, pero el asunto es que existe esta apología porque en la vida real el narcotráfico está tan insertado en la sociedad que ahora produce su propia cultura. Se trata solo de un reflejo de lo que hay en la realidad y eso es lo verdaderamente preocupante. En el momento en que el gobierno de verdad pueda terminar con el crimen organizado, se acabará la apología del narco.

Luis Saldaña, Morelos

***

 

Fax: 5140-4903 y 04
buzoneditorial.df@milenio.com
Morelos 16, Col. Centro C.P. 06040
Los textos no deben exceder los mil caracteres: si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados