Palabra de lector

Qué bueno que le quitaron el registro al PT y al Humanista

Me alegra que el Instituto Nacional Electoral haya quitado por fin el registro al Partido del Trabajo, que había derivado en caja chica del PRD de Andrés Manuel López Obrador y, también de Ricardo Monreal.

Independientemente de que no alcanzara el 3 por ciento de la votación válida emitida en la elección del pasado 7 de junio, al igual que el Humanista, las autoridades electorales deben ser más estrictas en cuanto a la prostitución de los partidos.

Esto, porque políticos como los referidos andan como chapulines de un partido a otro; es decir, se ha vuelto un deporte con pocas reglas o sin que se apliquen las ya existentes.

A otro al que le debieron quitar el registro es el Partido Verde Ecologista de México, pero a éste por transa, aunque en México vivimos al revés.

Humberto Ronquillo, Estado de México

 

Enrique Luis Graue debe propiciar mayor cobertura educativa

Consolidar a la UNAM suena muy bien en palabras del nuevo rector, Enrique Luis Graue Wiechers, pero creo que la prioridad es gestionar mayor cobertura para no dejar a tantos jóvenes sin oportunidad de estudiar.

Ese no es un problema que le competa solo a él, pero creo que sí debe ser prioritario trabajar conjuntamente con otras instituciones y la Federación, a fin de abrir más opciones para tantos rechazados.

Autoridades educativas señalan que también están las escuelas técnicas como opción, pero en tal caso debe reestructurarse la educación pública, no solo remitirlos a dichos planteles a ver qué aprenden.

Ojalá mejoren los planes de estudio, con un mejor enfoque, pero sobre todo que haya otros planteles para tener más y mejores estudiantes y profesionistas, no solo vender mano de obra barata y sin prestaciones. ¿O no sería esto parte de la consolidación de la UNAM como institución?

Ricardo Sánchez, Distrito Federal

 

Inexplicable, que expertos de la CIDH se nieguen a tercer peritaje

Al principio pensaba que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la CIDH exageraba, pero que sus puntos de vista eran necesarios para que las autoridades de justicia no nos dieran atole con el dedo en cuanto al caso Iguala.

Y, en efecto, hasta el gobierno federal llegó a decir en voz del titular de la Segog, Miguel Ángel Osorio Chong, que estaría dispuesto a modificar su “verdad histórica” expresada por el ex procurador Jesús Murillo Káram.

En concreto se consideraron sus sugerencias y se ampliaron las diligencias, pero ahora sorprende sobremanera que los especialistas considere innecesario un tercer peritaje en Cocula.

Si bien es cierto que las condiciones cambiaron en el basurero de ese municipio, su postura pone en duda su calidad al decir que ese análisis ya lo realizó José Torero, aunque éste solo estuvo en el lugar unos 20 minutos, lo cual puede resultar inverosímil.

Abel Riquielme, Distrito Federal