Palabra de lector

Visita de AMLO al papa muestra una 'izquierda' retrógrada

¿Quién lo hubiera pensado? El sinodal más representativo de la izquierda mexicana, Andrés Manuel López Obrador, fue a pararse a Roma para visitar al papa Francisco, líder de la Iglesia católica. Se dice que durante la entrevista, AMLO, quien profesa el cristianismo, le entregó una medallita (¿habrá sido de la virgen morena?) y una carta (¿expresaría en ella el sentimiento de que México es siempre fiel?).

En fin, muchos seguidores de Andrés Manuel López Obrador en México se jactan de ser parte de una izquierda moderna; sin embargo parece que el señor Obrador es un apologista del conservadurismo mexicano (¿o acaso creerá que la moda es apersonarse con el papa, como lo hizo Obama y Raúl Castro?).

A ciencia cierta no sabemos para dónde va ahora la estrategia publicitaria de Obrador, pero en primera instancia muestra que esa izquierda mexicana no es moderna, sino retrógrada.

Luis Bustamante, Edomex

***


Desigualdad mexicana, sin visos de aminorarse

La empresa de servicios financieros Credit Suisse dice en uno de sus reportes que la desigualdad en México es por demás pronunciada, ya que 76.2 por ciento de la riqueza del país está en manos de 13.7 millones de personas, principalmente en los 122 mil más ricos del país; en este grupo selecto las familias tienen por lo menos un millón de dólares.

El dato se recrudece cuando se compara con las cifras que el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, da sobre la pobreza extrema en el país. Alrededor de 7 millones de mexicanos viven con un dólar con 90 centavos, lo que equivale a unos 32 pesos. Claro, esta cifra aparece si se contabiliza la pobreza extrema en México con los criterios de la ONU, porque si se hace con los del Inegi, la escalofriante cifra arroja 11.4 millones de personas viviendo en pobreza extrema.

Lo peor es que no se ve para cuándo se vaya a acabar con este lastre. Tal parece que solo se busca maquillar cifras.

Amanda Contreras, Hidalgo

***


Protocolos en penales de máxima seguridad, con muchas carencias

El más reciente video de la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, donde se puede escuchar el audio del momento del escape, muestra las carencias de los protocolos de seguridad en uno de los penales más seguros del país, por lo menos eso se supone. Después de ver la negligencia con la que se actuó durante la fuga de El Chapo, lo único que queda pensar es cómo se operará en los penales menos seguros de México. Por así decirlo. Tuvieron que pasar tres horas desde la huida para que se activara el código rojo. También hay que destacar que los custodios, que se suponía vigilaban a Joaquín Guzmán desde los monitores, lo menos que hicieron fue eso precisamente. Después en el video se ve que cuando están revisando la celda del Chapo, a pesar de ver el hoyo, hasta se ponen a buscar bajo la cama, hecho muy absurdo. Los protocolos en penales de máxima seguridad deben ser repensados.

Lorena López, Distrito Federal

***