Palabra de lector

Lamenta altos gastos de funcionarios en plena crisis económica

Día tras día el dólar se infla y se infla. No da tregua al peso. Tal parece que, de seguir las cosas el derrotero que llevan, podría alcanzar en próximas jornadas, sin mucho problema, los 17 pesos. Y después… quién sabe qué tanto más podría subir. Sin embargo, ante semejante panorama económico, las autoridades han anunciado recortes a sectores importantes, entre ellos la cultura. Seguramente no tardarán los recortes en el Conaculta y en muchas otras empresas y dependencias. Los líderes empresariales anunciaron que no pueden seguir soportando la depreciación del peso, por lo que en los subsiguientes meses habrá cambio a los precios de los productos. Los pobres en el país ahora son más. Y, sin embargo, la clase política sigue con los sueldos por los cielos. No han anunciado ninguna disminución en el gasto corriente. Están decididos a no dejar la vida opulenta. En lo respectivo a los sueldos de los políticos se requieren cambiar las cosas.

Andrea Márquez, Edomex

• • •

Reprueba despilfarro de Velasco en publicidad del Verde con "El Piojo"

Cuando un personaje de la vida deportiva llena sus bolsillos a costa de las ganancias que le remunera la publicidad pagada por un político con dinero público, los hechos pasan de lo político a lo futbolístico y, por ende, se pueden pedir todas las explicaciones que se requieran e, incluso, criticar el uso del dinero de los contribuyentes. Así sucede con Manuel Velasco, gobernador de Chiapas, uno de los estados más pobres y retrasados del país, quien llenó con 15 millones de pesos la cartera de "El Piojo" Herrera para que participara en la campaña Chiapasiónate. Es reprobable que se gaste tanto dinero para que una sola persona promueva la imagen de un estado. Hay muchas y mejores formas de invertir el dinero público.

Armando Correa, Distrito Federal

• • •

Pide a Mancera sancionar a quienes dañaron unidades de Uber

Hace unos días hubo un incidente en la colonia Peñón de los Baños, ubicada en los alrededores del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Un grupo de detractores del servicio de transporte Uber dañaron cinco unidades de dicha aplicación. Las destrozaron, les rompieron los vidrios, les abollaron las puertas y mandaron el mensaje de que, a pesar de que el Gobierno del Distrito Federal haya regulado este tipo de servicios, ellos atropellarán las decisiones de las autoridades siempre que se vean afectados sus intereses particulares. Los taxis se niegan a Uber y buscan amedrentar a conductores y usuarios: es una forma de sesgar la libertad de elección. Cada quien decide si quiere viajar en un taxi o en Uber. Los ciudadanos no son niños como para no tener capacidad de elección. Mientras Miguel Ángel Mancera no dé un castigo ejemplar a estos detractores, podemos estar seguros de que habrá más incidentes violentos contra las unidades de Uber y depende del jefe de Gobierno que no ocurran más

Luis Carranza, Distrito Federal