Palabra de lector

Reprueba “humillación” a indigente en Baja California

Cuando las clases medias, bajas y altas enuncian que todos son iguales, tal parece que solo es de dientes para fuera, pues sus acciones nada tienen que ver con sus palabras. Pese a que en la existencia de los derechos universales se habla de la igualdad de los seres humanos, la realidad demuestra que el dinero sigue creando las estructuras mentales que hacen que la sociedad humana piense en la dicotomía de dominantes y dominados. El ejemplo es claro: en Baja California un grupo de personas, entre las que había empresarios y abogados, enlazó a un indigente y se fotografió con él, como si se tratara de un animal exótico. Detrás de la imagen aparece la dominación, la cual quienes tienen dinero se sienten con el derecho de ejercer sobre quienes no lo tienen. Esa es la desigualdad que la democracia no pude combatir y, además, también se esmera en no ver.

Lorenzo Almaraz, Edomex

 

Exoneración del TEPJF a celebridades que tuitearon a favor del PVEM, lamentable

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió que las celebridades que tuitearon a favor del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) durante la víspera y el día de los comicios del 7 de junio no violaron la ley electoral, sino que ejercieron su libertad de expresión. Era obvio. En eso radicaba la maestría de la estrategia del PVEM: la docena de famosos, entre ellos Miguel El Piojo Herrera, podrían argumentar sin peligro que ejercían su derecho a pronunciarse por quien quisiera. Sin embargo, el momento, el contenido de los mensajes y los emisores exponen una campaña publicitaria flagrante amparada en el escudo de la legalidad que permite el derecho a la libertad de expresión. Ahí está el meollo del asunto: la legalidad ciudadana ampara las acciones ilegales del PVEM. Eso es lo que debe resolver el TEPJF. Mientras no aclare la opacidad de la ley electoral, los partidos políticos podrán hacer de ella lo que mejor les plazca.

Arturo Castañeda, Distrito Federal

 

Necesario replantear  en México lucha contra el crimen organizado

Ya lo dijo Héctor Aguilar Camín en una de sus columnas: si se tiene que elegir entre la batalla contra el narco o el respeto a los derechos humanos, hay que decantarse por lo segundo. Mientras no se pueda garantizar el respeto total a los derechos humanos, el Ejército y la Marina deberían frenar sus operaciones, pues los civiles no deben pagar con su sangre la paz de una guerra que fue desatada por un presidente que quería legitimarse. El gobierno debe cambiar su estrategia y aprender a aceptar que las fuerzas armadas cometen errores, y constantemente, a costa de cumplimentar las órdenes de los sus mandos. Puede que el discurso suene repetitivo, pero un menor muerto en medio de un enfrentamiento en Michoacán obliga a repensar la situación. Este hecho debe de marcar precedentes para que las autoridades repiensen lo que está pasando en el país.

Adrán Castelló, Distrito Federal

 

 

Mail
buzon.hidalgo@milenio.com
Carta
Guerrero 605, Col. Centro C.P. 42000
Tel
7156-383 y 7156-531
LOS TEXTOS NO DEBEN EXCEDER LOS MIL CARACTERES: SI EL AUTOR OMITE NOMBRE, DIRECCIÓN Y TELÉFONO NO SERÁN PUBLICADOS.