Palabra de lector

Deben reducir partidos y prohibir alianzas por "bullying" político

El pasado proceso electoral demostró una vez más que tantos partidos políticos solo dividen a la sociedad y se convierten en refugios de vividores políticos, por lo que debe reducirse su cantidad, pues luego terminan aliándose por mera conveniencia.

Un ejemplo es Movimiento Ciudadano, con un líder con pasado borrascoso, Dante Delgado Rannauro, ex priista y ex gobernador de Veracruz, y, otro, el PVEM, manejado como un negocio familiar al que el INE le permite delinquir aminorándole las sanciones.

Un caso especial es Morena, donde se refugiaron los perredistas resentidos y ahora se muestran altaneros, como Martí Batres, pese a dividir a la izquierda en una lucha por el poder, pero que al final terminarán uniéndose a otros partidos cuando así convenga a sus intereses.

Sin embargo, tanta alianza equivale a una especie de bullying político, uniéndose para fregar a uno, como en San Luis Potosí, donde, sola, la candidata del PAN a gobernadora, Sonia Mendoza, sumaba 33.47% y Juan Manuel Carreras 35.78%, pero  con PRI, PVEM y Nueva Alianza; aunque, montoneros también hay en Colima...

Fidel Cruz, Estado de México

• • •

Cordero y Zavala deben entender que pugnas internas afectaron

La ex primera dama Margarita Zavala y, sobre todo, Ernesto Cordero deben entender que su fuego amigo abrió en parte camino a que mucha gente optara por otras alternativas políticas, no solo el manejo de la actual dirigencia.

Basta recordar cómo se denostaban entre sí Cordero y Gustavo Madero, dejando claro a la ciudadanía qué tipo de políticos panistas son, en detrimento de la preferencia hacia los panistas.

Hay muchos factores y a veces se gana y a veces se pierde, pero Zavala y Cordero solo abonan más al encono y en nada ayudan al partido fundado por Manuel Gómez Morín.

Creo que en el PAN han perdido la brújula y no se percatan de su vecino PRD, donde las luchas entre sus tribus dieron pie a Morena, pero allá ellos que siguen el mismo camino.

Silvia Fernández, Distrito Federal

• • •

Espera que Miranda mantenga mano firme ante maestros

El subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, hizo bien al condicionar por primera vez a los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educacación a que regresen a dar clases para continuar el diálogo.

Ya era hora de que se les pusiera un hasta aquí a los maestros disidentes chantajistas, que solo muestran su ambición de poder.

Creo que ya es hora de recomponer el camino y establecer el estado de derecho, haciendo respetar el derecho a la educación, pero habría que ver si se aplica la ley para servidores públicos al gobernador oaxaqueño, Gabino Cué, en este caso.

Ojalá que la Segob  no desista en hacer valer la ley, que es de sus principales funciones, y que la SEP también se deje de simulaciones innecesarias como la suspensión “indefinida” de la evaluación.

Imelda Martínez, Distrito Federal