Palabra de lector

Imposible, tapar la violencia con un dedo, afirma

Como cuando se intenta evitar que se desborde el agua de un garrafón cuando se vacía todo sobre un vaso o como si se quisiera tapar el sol con un simple dedo, al gobierno federal se le ha desbordado la violencia en el país. El sexenio empezó con una campaña de silencio sobre este tema. Nadie hablaba de crímenes de alto impacto, de narcotráfico o cárteles armados hasta los dientes con arsenal de uso exclusivo del Ejército. Las fotografías con cuerpos desmembrados o cabezas rodando sobre las carreteras no aparecían más en los diarios ni tampoco los noticieros de televisión prestaban espacio para difundir este tipo de imágenes en las pantallas. Todo era muy tranquilo, pero de repente los hechos violentos comenzaron a aparecer como un sarpullido. Una ronchita por aquí, una ronchita por allá y, de un momento a otro, ya todo el país estaba infectado de nuevo por la enfermedad de la violencia que desata la guerra contra el narco. Al gobierno federal se le salió la estrategia de las manos. Ha comprobado que es imposible guardar el polvo bajo el tapete. Una pequeña muestra son los más de 40 muertos ayer Michoacán, el combate armado que se dio en Jalisco hace unas semanas, por mencionar algo. Ahora es imprescindible que tome acciones para frenar a estos grupos armados, pero la violencia no solo se combate con más violencia. Es necesario restablecer el tejido social y atacar las finanzas de los criminales. No hay más vueltas.

José Alcalá, Yucatán

 

Lamenta que la economía siga por los suelos y suban los precios

En México las cosas van mal y de malas. Se nos dice que la economía empieza a acelerarse, pero a la vez la Secretaría de Hacienda y Crédito Público reduce la estimación para el crecimiento del PIB. Y así es como se empieza a caer en contradicciones. Los discursos dicen una cosa, pero los números otra. En tanto yo, en mi día a día, no encuentro una mejoría en precios, sino lo contrario: percibo un ligero incremento en los productos y una economía por los suelos.

Irma Arellano, Distrito Federal

 

Reprueba que el Verde use falacias y trapacerías para defenderse

Revisando los diarios veo que el Partido Verde Ecologista ha lanzado un desplegado en el que dice que Morena, PAN y PRD temen competir en los próximos comicios contra él y argumenta que es correcto que “hayamos pagado informes de trabajo en televisión, donde señalamos que cumplimos las propuestas que hicimos en 2012”. Lo primero que habría que apuntar es que sus “propuestas cumplidas”, las que ni siquiera vale la pena repetir, son demagógicas y en nada ayudan al desarrollo del país. Lo segundo es que, detrás de estas propuestas falaces, ve una jugosa suma de dinero que le retribuirá mantener su registro. El Verde debería perderlo. Con falacias y trapacerías pretende engañar a los ciudadanos.

Ana Calzadilla, Chiapas