Palabra de lector

Aclara información sobre denuncia contra directivo del IMSS

Me refiero a la nota publicada ayer 9 de abril de 2015, en la columna de “Trascendido”, para lo cual me permito hacer las siguientes aclaraciones:

En la columna mencionada se señala que dos subordinados del director de Administración del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Jesús Antonio Berumen Preciado, presentaron denuncia en su contra por supuestas órdenes de “amañar” la licitación pública internacional 019GYR047-T20-2015 en beneficio de una marca.

Ayer tuve conocimiento por parte del Órgano Interno de Control del IMSS de la denuncia que se interpuso a mi nombre por los supuestos hechos antes descritos.

En ese sentido, manifesté formalmente ante la titular del Órgano Interno de Control que desconozco y niego categóricamente el contenido del documento mencionado, así como de la firma que aparece en el mismo.

Por lo anterior, hoy presentaré una denuncia penal ante las autoridades correspondientes en contra de quien o quienes resulten responsables por la falsificación de mi firma en el documento mencionado.

Adicionalmente, niego haber recibido instrucciones por parte de Jesús Antonio Berumen Preciado, titular de la Dirección de Administración, para favorecer a algún proveedor en este o algún otro proceso de licitación. Por el contrario, todo el equipo de Administración está comprometido en la transparencia y competencia en todos los procesos de licitación.

En el caso de tiras reactivas, a diferencia de años anteriores, en la que un solo proveedor cumplía con los requisitos, se mejoraron los términos de referencia de la licitación para asegurar la participación de más proveedores y mejorar las condiciones de precio y calidad de los bienes mencionados.

Agradeceré que la aclaración aquí expuesta sea publicada en el periódico que dignamente dirige usted.

Eduardo Camacho Saldívar, Coordinador de Control de Abasto del IMSS

• • •

Lamenta que por cinco paguen varios negocios de comida china

Las autoridades sanitarias de Tijuana, en tan solo unos días, han clausurado cinco restaurantes de comida china por utilizar entre sus ingredientes predilectos la carne de perro. Hay que destacar que el consumo de este animal es muy común en el país asiático, pero esto no significa que en México se sigan las mismas tradiciones, y esto lo debieron haber previsto estos restaurantes. Ahora por estos pocos establecimientos estoy seguro que pagarán muchos más en el país. Pues no creo ser el único que deje de comer comida china por un largo tiempo. Y el problema no será menor para los restaurantes, puesto que una situación así implica pérdidas económicas que pueden ser muy graves.

Aldo Badillo, Guanajuato