Palabra de lector

Aguirre, la calamitosa oveja negra perredista, dice

En un ataúd, bajo tierra, sin nadie que le visite en el panteón, sería la mejor metáfora para explicar la situación actual de Ángel Aguirre, ex gobernador perredista de Guerrero. La noticia sobre las fallas por mil millones de pesos durante 2012 no deja más opción que la muerte política, sobre todo después de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Guerrero. La estocada final de los mil millones lo ha obligado a despedirse del PRD y ser condenado al ostracismo político. Aguirre ya se puso a disposición de las autoridades y, ya sin capa política que lo proteja del aire, tendrá que rendir cuentas del despilfarro económico que provocó con dinero cuyo uso eran los programas sociales. No sería la primera vez que Aguirre hubiera hecho uso incorrecto de recursos públicos. Durante el año en que los fenómenos Ingrid y Manuel azotaron Guerrero, la prensa documentó que el gobierno de la entidad, en lugar de repartir los víveres donados por otros ciudadanos, los guardaba con miras a los tiempos de campaña. Aguirre ha demostrado ser una calamitosa oveja negra; sin duda tiene que hacer frente a las autoridades a causa de, por lo menos, este desvío de mil mdp (que no es poca cosa) y también su negligencia en el caso de los normalistas de Ayotzinapa.

Gracia Alonso, Edomex

• • •

Necesario crear conciencia sobre la responsabilidad de tener mascotas

Día tras día crece la población de perros abandonados en el país. No son pocos los canes que son puestos a dormir dentro de los antirrábicos. No obstante este problema, no cesan las personas que, por emoción generalmente, deciden hacerse de un perro. Este fenómeno se presenta especialmente en fechas en que el consumo invita a las personas a adquirir mercancías para demostrar su afecto (14 de febrero es una de ellas). A pesar de que los perros no son una mercancía, se les trata como tal, pues son regalados sin tomarse en cuenta los cuidados que se requieren para su sano desarrollo. Los criaderos de perros son un fomento constante a este consumismo. Si se suman los criaderos junto con el deseo de consumo, las cosas resultan en un alto índice de perros indigentes que terminarán siendo perros muertos. Es necesario que las personas tomen conciencia de la responsabilidad que implica tener mascotas; el gobierno requiere tomar cartas en el asunto.

Michael Juárez, Distrito Federal

• • •

México, víctima de la telecracia, asevera

Cuando un futbolista, un artista, un payaso y un productor televisivo, por ejemplificar, son parte del abanico de candidatos a puestos de elección popular, solo se puede decir que esa sociedad experimenta el fenómeno de la telecracia. Este fenómeno se encarga de encaramar personajes a puestos políticos por el simple hecho de aparecer en la televisión y generar un mínimo de empatía entre el pueblo, dejando de lado la preparación de las personas para desempeñar una función específica. El problema no es pequeño, porque la telecracia tiene la capacidad de imponer candidatos con vidas falsas, creadas a través las pantallas. Desafortunadamente estas elecciones de 2015 demuestran que México está cada vez más bajo la influencia de la telecracia.

Andrés Carmona, Distrito Federal