Palabra de lector

Denuncia despido injustificado de Nacional Monte de Piedad

Solicito ayuda a este medio para que se conozca la forma arbitraria de mi despido injustificado de Nacional Monte de Piedad, I.A.P., por Fernando Rivera González, subdirector jurídico, después de 15 años de trabajar en esa institución.

El día 25 de noviembre de 2011 me mandó llamar Fernando Rivera González a la sala de juntas ubicada al lado de su oficina, me encerró y me dijo: “No sé cómo decírselo, July, ya que es una de las personas a quien siento feo tener que decirle que la institución desde este momento está rompiendo la relación laboral, así que a partir de este momento usted ya no labora aquí”, a lo que le pregunté cuál era el motivo, si era por trabajar mal. Me contestó: “No es eso, es usted una excelente trabajadora”, y le dije: “¿Entonces?”. No me contestó y me dio a firmar unos documentos, le dije que no estaba de acuerdo, que me permitiera llamar a mi abogado, ya que hacía falta que me pagaran unos conceptos como son 1. 11 años que no cotizaron al IMSS para mi vejez. 2. Un bono por la cantidad de $120,626.77, que desde hacía tiempo ya estaba autorizado por el Patronato de la institución. También tenía que revisar si estaba bien lo de la liquidación y me gritó, me dijo que no fuera estúpida, que si no firmaba me iba a largar sin nada y que si demandaba, no lo iba a ganar. Tras firmar los documentos me pasó a su oficina, donde se encontraba una mujer que me puso otros documentos para firmar y me di cuenta de que eran de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. Estaba nerviosa y la presión que ejercieron ambos en ese momento me orilló a firmar; el nombre de esta funcionaria es Adriana Tresgallo.

Ella me pidió que los firmara, pues de todas formas ya no era empleada de Nacional Monte de Piedad, y ella estaba ahí en representación de la Junta Federal 16 de Conciliación y Arbitraje. Por lo que sé, cualquier documento se debe de firmar en la sede de la Junta de Conciliación y Arbitraje, no fuera de su jurisdicción.

Después de todo esto demandé y, claro, salió a favor de Nacional Monte de Piedad, I.A.P., tal como Fernando Rivera González me lo dijo; se interpuso un amparo directo en el tribunal octavo Colegiado en Materia Laboral, pero tras ocho meses negaron el amparo protegiendo a Nacional Monte de Piedad, violando mis derechos y no considerando nada de lo expuesto.

Quisiera preguntar a las autoridades competentes por qué permiten que empresas como éstas traten de esa forma a sus empleados, por qué no sancionan este tipo de faltas, por qué les pasan el incumplimiento de sus obligaciones como patrones, como no inscribir a sus empleados en el IMSS, como pasó con una servidora, a quien deben 11 años de cotización para su vejez ante el IMSS.

Solicité audiencia con el licenciado Pedro Romero de Terreros y se me mandó decir que no podía recibirme porque había demandado y tratando de que me escuchara; hacerle saber la forma en que fui despedida, le llevé un escrito y es la hora en que no tengo noticias de él .

No merezco el trato que en ese momento el subdirector Jurídico de Nacional Monte de Piedad me dio. Pido a las autoridades correspondientes que no permitan que se violen derechos humanos y laborales. Asimismo,  pido a Nacional Monte de Piedad, I. A.P pagarme los 11 años que no cotizaron ante el IMSS para una servidora que por ley me corresponde para mi vejez. Asimismo, el bono de $120,626.77, que en su momento no me fue pagado estando autorizado por el Patronato desde el primero de octubre de 2008.

Julia Villa, Distrito Federal