Palabra del lector

Obras en López Mateos

Escribí esto en pleno día de Navidad, esperando que se publicara la “gran noticia” de que ya se iniciaron las obras de reemplazo de la carpeta de rodamiento de López Mateos, entre el Periférico y la entrada a Ciudad Bugambilias.

Al filo de las 14 horas del 25 de diciembre tuve que desplazarme de Santa Anita a Guadalajara y, a la altura de la gasolinera que se ubica antes de Bugambilias, hubo necesidad de frenar enérgicamente y encender las luces de emergencia porque, de pronto, agentes de vialidad pararon el tránsito en ambos sentidos.

Fue momentáneo el corte, para que un grupo de peatones cruzara de oriente a poniente, en dirección de la gasolinera mencionada y abordara camionetas blancas, rodeadas de guardaespaldas y agentes de seguridad.

Resulta obvio entender que era la comitiva que fue a dar el “banderazo de arranque” de las obras, sin importar si, a la vez, mostraban –una vez más- la estulticia que los caracteriza.

En sentido norte-sur, hubo consecuencias con daños materiales cuantiosos. Me explico, en esa zona la velocidad permitida es de 80 km/hr y nadie espera que de pronto lo obliguen a detenerse; resultado: un alcance de tres vehículos por lo menos, siendo la más dañada una camioneta SUV, color blanco con todo el frente destrozado.

Y todo para que los “Señores Feudales” se lucieran. No fueron capaces de situar unidades de vialidad que, de manera preventiva, indicaran la necesidad u obligatoriedad de bajar la velocidad y circular con más precaución de la habitual.

Claro que queremos las obras, y las queremos bien hechas, rápido y cumpliendo lo presupuestado.

No sé de dónde sacaron la ridiculez de pararse en grupo a agitar banderitas, mientras ponen esas estúpidas sonrisas en su cara, como si nos hicieran favores; por cierto, lo hacen de todos los partidos y en todos los niveles de gobierno.

¿Quién va a responder de los daños a los vehículos involucrados en el alcance múltiple? ¿El Secretario de Movilidad? ¿El Ayuntamiento de Zapopan? ¿El lame-botas que trató de quedar bien con las “autoridades”?

Esperamos obras y respuestas; ojalá no nos salgan con que ellos paran el tránsito o ponen o quitan operativos cuando quieren.

CARLOS RODRÍGUEZ ALCARAZ