Palabra de lector

Suspender fotomultas, política incorrecta en Edomex

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, anunció que suspenderá de forma indefinida el programa de fotomultas en la entidad. Para tomar esta decisión, se argumentó que el gobierno escuchaba las opiniones de los ciudadanos a través de las redes sociales. Me parece muy acertado que se escuche lo que la población opina de las políticas de gobierno. Eso deberían de ponerlo en práctica todos los gobiernos de toda la República. También se avisó que las fotomultas seguirán aplicando para las personas que invadan los carriles del Metrobús.

Hay que recordar cuál era la finalidad del programa de las fotomultas. Pertenecían al programa Límite Seguro, implementado en 2015 y buscaba reducir los accidentes de tráfico, reordenar el transporte público, disminuir la corrupción y recuperar autos robados. El programa sin duda tenía buenas intenciones. No sé por qué se debe suspender. De hecho me parece un error, aunque sea la ciudadanía la que lo pidió.
Luis Amenábar, Edomex


Trump, un camino rumbo al totalitarismo

Como lo dijo Hillary Clinton, a Donald Trump no le interesa la democracia. Apenas hace unos pocos días el magnate expresó su deseo de que Rusia espiara a Hillary. Una ola de críticas se le vino encima a raíz de esta situación y, al final, Trump aseguró que se le malinterpretó, que sus palabras no tenían la finalidad de fomentar el espionaje. Sin embargo, no es la primera vez que el candidato se retracta de declaraciones que no fueron bien recibidas. Incluso lo ha hecho con los mexicanos. Primero afirmó una ocasión que "México no es nuestro amigo" y después explicó que el problema eran los migrantes, no México, con el que habría una buena relación cuando fuera presidente.

Esos visos que muestra Donald Trump, barrabasadas que se le escapan y después quiere recular, son un signo de la intolerancia que se esconde tras el peluquín. El magante se siente cómodo controlando todo, por ello es que desearía que a Clinton se le espiara; es un paso al totalitarismo, en caso de ser electo presidente.
Raúl Grajeda, Ciudad de México


Pide mejor calidad de agua potable

De acuerdo con un reportaje, los mexicanos son las personas que compran más agua embotellada en el mundo: 234 litros per cápita anuales. Esto se debe a que en México no hay una cobertura total de este líquido. México es el único país de la OCDE que no lo cumple. Este es un problema muy grande. Los expertos apuntan que las personas optan por comprar agua embotellada puesto que consideran que el agua que ofrece el gobierno no es lo suficientemente saludable, puesto que en algunos lugares es de color café.

Este problema genera la compra desmedida de botellas, que solo son usadas una vez y, en su mayoría, no se mandan a reciclar, sino que son lanzadas al mar. El resultado es un daño al ecosistema. No es un tema menor y, si bien no se ha pedido tanta atención de las autoridades en el tema, es necesario ponérselo. La mejor manera de que las personas dejen de consumir botellas de plástico es con campañas de concientización y mejor calidad del agua. Espero que las autoridades no hagan caso omiso a este problema.
Leonardo Correa, Ciudad de México

..............................

Fax: 5140-4903 y 04
buzoneditorial.df@milenio.com
Morelos 16, Col. Centro C.P. 06040
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados