Palabra de lector

Excesivo, el número de unidades en los paraderos del Metro

Las autoridades deben hacer algo ante el crecimiento indiscriminado de camionetas y camiones en los paraderos de estaciones terminales del Metro, como Cuatro Caminos, Pantitlán, El Rosario, Indios Verdes y Tasqueña.

Lo lamentable es que el problema será eterno mientras la entrega de concesiones sea una mina de oro, pues incluso parece que sale hasta para dar la cuota a extorsionadores de choferes antes de entrar a Cuatro Caminos y Pantitlán.

En el primer caso ya tienen identificados a los conductores, que son amenazados si no quieren cooperar, mientras que en Pantitlán no se permite entrar a cargar pasaje si no dan la cuota.

Pero la saturación en los paraderos genera caos vial en sus alrededores y se genera mayor contaminación por las emisiones de vehículos particulares, además de los autobuses y camionetas.

Además, en Tasqueña aún operan microbuses viejos que circulan a vuelta de rueda, mientras que algunos que se adquirieron no hace mucho tiempo ya parecen unidades viejas y echan mucho humo.

Mario Fuentes, Ciudad de México

***


Es contradictorio promover el uso de la bicicleta ante contingencia

Agilizar y mejorar el transporte público es el reto para desincentivar el uso del automóvil, pero que los políticos y funcionarios promuevan andar en bicicleta en plena contingencia ambiental se me hace contradictorio, aunque sí debe generalizarse esta práctica en general.

De acuerdo con su edición de este miércoles, en el Senado lucieron llenos los estacionamientos y solo Mariana Gómez, Zoé Robledo y Jesús Casillas llegaron en bicicleta, pero ayudaría más que destacaran por generar iniciativas orientadas a mejorar el medio ambiente.

Por ejemplo, creo que hay que trabajar por revertir lo relativo a los segundos pisos, ya que se privilegió la circulación de autos particulares y se estancó el transporte público.

Mientras no haya transporte eficiente, no se dejará de usar el auto particular, sobre todo porque muchos creen que van más seguros en sus carros que en el Metrobús o el Metro.

Gilberto Cruz, Ciudad de México

***


Rehacer instituciones de seguridad no es garantía; la PFP, un ejemplo

El columnista Guillermo Valdés Castellanos sugirió rehacer las instituciones de seguridad y justicia a fin de mejorar la situación de los derechos humanos de raíz, lo cual sería un proceso largo.

Sin embargo, eso no es garantía, ya que en el sexenio de Vicente Fox se creó la Policía Federal Preventiva, de la cual se hablaron maravillas y no resultó ser la panacea.

A esa corporación se le redujo el nombre y quedó en Policía Federal, tal vez porque no prevenía nada y algunos miembros se fueron viendo involucrados en ilícitos como el robo de autos.

¿Ahora quién se acuerda que hace poco se creó la Gendarmería Nacional y de qué ha servido si en la lucha contra el crimen sigue siendo necesaria la actuación de las fuerzas armadas, aunque se diga que deben regresar a los cuarteles?

César Almaraz, Estado de México

***


Fax: 5140-4903 y 04
buzoneditorial.df@milenio.com
Morelos 16, Col. Centro C.P. 06040
Los textos no deben exceder los mil caracteres: si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados