Palabra de lector

Pide a CdMx y Federación más pistas de patinaje en parques
Ojalá los gobiernos de la Ciudad de México y federal hicieran más espacios recreativos ante la saturación de los ya establecidos, sobre todo pistas para patinar.

Patinar se ha puesto de moda y las pistas son insuficientes, además de que personas mayores dominan los espacios en que interactúan niños.

Al norte de la capital, en el parque Tezozómoc, delegación Azcapotzalco, llevo a mis hijos para que patinen, pero hay muchos jóvenes mayores que hacen piruetas o corren demasiado, pasando muy cerca de tantos niños.

En el parque Bicentenario no hay lugar para los menores y además los bicicleteros se avientan desde lo alto de la pista sin reparar en quien ande por ahí.

En el parque Las Arboledas, delegación Benito Juárez, sucede algo similar, además de ahí muchos fuman mariguana o inhalan piedra de cocaína, mientras que en el sur hay una pista en un parque de Cuemanco, pero también se satura.
Renato Fernández, Ciudad de México

Trabajo bien pagado, un porqué que le faltó aclarar a Francisco
Dicen que al buen entendedor, pocas palabras, pero en el mensaje del papa Francisco faltó aclarar la razón del terreno fértil de tantos males.

Señaló que cuando se beneficia a unos cuantos se genera terreno fértil para la corrupción, el narcotráfico y la violencia, en detrimento de la sociedad.

Sin embargo, mi interpretación es que hizo falta ahondar en el porqué representado por la falta de trabajo bien remunerado, condicionado a la productividad y aprovechado por los empresarios, que tal cual cumplen el vaticinio del papa.

En tanto, ante los trabajos cada vez peor pagados y sin prestaciones a través de intermediarios (outsourcing) se ha tenido que descuidar a los hijos como sociedad, porque las mujeres debemos trabajar al parejo que los esposos para medio pasarla.
Ofelia Cardona, Estado de México

Le sigue sorprendiendo el trabajo de Arne aus den Ruthen Haag
El flamante City Manager de la delegación Miguel Hidalgo, Arne aus den Ruthen Haag, me sigue sorprendiendo por las características de su trabajo, si se puede llamar así al dedicarse a exhibir a través de redes sociales a quienes cometan alguna falta.

Me sumo a quien en este espacio escribió alguna vez que el ex delegado de la misma Miguel Hidalgo no pudo poner orden en algunos lugares que continúan entre puestos ambulantes que llegaron para perpetuarse, entre pornografía y malos olores de fritangas para entrar al Metro.

Entre éstos lugares destacan las estaciones Cuitláhuac y Tacuba, donde los vendedores corretearon entonces a sus superpolicías y ahí los dejó como parte de un paisaje urbano surrealista.

Me gustaría que fuera a Tacuba a balconear a quienes tiran basura o se estacionan en doble fila, como ocurrió con la señora exhibida al tirar basura en Sotelo o con el #LordMeLaPelas.
Manuel Cervantes, Ciudad de México

buzoneditorial.df@milenio.com
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados.