Palabra de lector

Ojalá sí subieran una sola vez los precios por el tipo de cambio

Por lo visto, tampoco Ildefonso Guajardo ni Luis Videgaray son las señoras de la casa, pues sus declaraciones sobre los precios de los productos básicos los evidencian.

Según Guajardo, titular de la Secretaría de Economía, el alza se dará en los productos importados y sin afectar los de la canasta básica, desgraciadamente cada vez inalcanzable para más personas. Un ejemplo es el precio de la cebolla y otros vegetales indispensables en la cocina.

Videgaray, titular de la Secretaría de Hacienda, técnicamente tiene razón, aunque ya han aumentado los precios de diversos productos importados, aunque diga que no se ha producido una espiral inflacionaria. Más bien volverán a subir otra vez.

Una cosa es ser optimistas y otra tratar de tapar el sol con un dedo, como últimamente que dicen que se ha recuperado el mercado interno, aunque sea mínimamente y vía tarjetas de crédito o nómina.

Gustavo Ruiz, Ciudad de México

***


Francisco, como Juan Pablo II respecto a pederastia clerical

Si bien el papa Francisco no arreglaría en un día o durante su visita a México el problema de la pederastia, tampoco se trata de disculparlo por parte de su vocero, Federico Lombardi, al no abordar el tema.

Que este último haya dicho que el papa no puede en cada país retomar todos los problemas, el hecho es que, independientemente de su buena voluntad que trata de influir en los fieles, se desmarca de los abusos cometidos por tantos miembros de la Iglesia católica, algo similar a lo que hizo Juan Pablo II al cubrir a Marcial Maciel.

Tengo entendido que Francisco propuso prácticamente borrón y cuenta nueva en el tema de pederastia clerical, pero con eso quedan impunes tantos religiosos.

Incluso en las redes sociales circuló la versión de un cura que trataba de justificar a los religiosos al exponer que eran los jóvenes los que se insinúan o buscan el abuso, sobre todo los de 13 años, como si no tuvieran preparación. ¿O más bien ha fracasado la fe ante el diablo?

Bruno Fernández, Estado de México

***


La reubicación de internos, riesgo de contaminación en otros penales

La liberación de 124 internos en Chiapas luego de lo ocurrido en el penal de Topo Chico, Nuevo León, genera escepticismo, al igual que la reubicación de 233 de estas últimas instalaciones.

Se dirá que se trata de distintos delitos o cualquier cosa más, probablemente cierta, pero ante el claro ejemplo de lo ocurrido en Topo Chico evidencia que la reinserción social es un mito, surge otra preocupación.

Ésta se debe al probable efecto cucaracha al distribuir a tanto preso en otras cárceles, sobre todo cuando son miembros de un cártel, aunque se les divida del resto de la población penitenciaria.

Pero aquí lo más preocupante es que los mandos son quienes generan los autogobiernos en los penales al permitir tantos vicios como prostitución y distribución de drogas, entre tantos más.

Alfredo Larios, Ciudad de México

***


Fax: 5140-4903 y 04
buzoneditorial.df@milenio.com
Morelos 16, Col. Centro C.P. 06040
Los textos no deben exceder los mil caracteres: si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados