Palabra de lector

Pide castigar a quienes tiran basura en vía pública
El mexicano tiene muchos problemas con la autoridad o, mejor dicho, tiene muchas carencias de educación. Por ejemplo, las recientes nuevas reglas del Reglamento de Tránsito son violadas todos los días por los conductores. Estas personas se la pasan diciendo que la nueva norma fue un error, porque ya no se puede correr en auto dentro de esta ciudad. Sin embargo no comprenden que respetar el reglamento salva vidas. El mismo problema sucede con la basura en la ciudad. Las personas arrojan los desperdicios a la vía pública creyendo que no afectan a nadie más con tal conducta. Al parecer se sienten ajenos a la calle, como si no les perteneciera o algo por el estilo. El problema es que sí causan mucho daño a los vecinos. Por ejemplo, en la calle Victoria, entre Balderas y Revillagigedo, en la Ciudad de México, los vecinos acostumbran dejar por las noches las bolsas de basura sobre la acera. Esta costumbre acarrea la proliferación de ratas, la mayoría de tamaño considerable, puesto que la mayoría de los desechos son de comida. Es claro que los vecinos no tienes muy buenos hábitos higiénicos, pero esa no debería ser razón para que no se tomen cartas en el asunto. La autoridad debería castigar a estas personas económicamente para que dejen de tirar la basura sobre la calle. No vendría nada mal un reglamento en la materia.
Andrea Ornelas, Ciudad de México

El cambio climático, más tangible que nunca, afirma
Hace unos años, salvo algunos estados del norte del país, nevadas en México era impensable. Nuestro clima era más cercano a lo tropical. Sin embargo, hace poco tiempo se comenzó a oír mucho el tema del cambio climático en el mundo. La gente en general y las empresas le dieron poca importancia; el término nos parecía metafísico, algo imperceptible, y que incluso no existía. En la actualidad, el cambio climático es una realidad; mejor dicho, es tangible, porque real ya lo era desde ha bastante. El derretimiento de glaciares nos ha dado los años más calurosos de la historia y han hecho que en México caigan nevadas, poco usuales. El tema es cosa que se debe tratar con mucha atención. Se debe aprender a valorar y cuidar el medio ambiente. No podemos dejar que se destruya el medio ambiente a costa de las ganancias económicas. El ejemplo claro de cuán poca importancia le damos a este tema es Tajamar, Quintana Roo.
Mario Anguiano, Colima

Obras en delegación Cuauhtémoc necesitan orden
Con la llegada de la nueva administración en la delegación Cuauhtémoc, de la Ciudad de México, se desató una ola de remodelaciones sobre la vía pública. El único problema es que dichas obras no tienen un orden, por lo que desencadenan un caos vial sobre las calles. La remodelación debería ser gradual, pues por ahora parece que quieren cambiar la delegación de un día para otro. Esto solo lleva al desorden y a la dificultad para transportarse en el auto. No sé exactamente cuál sea el proyecto del gobierno delegacional. Supongo que es generar percepción de gobierno, lo cual está muy bien, pero solo pedimos un poco de orden y nada más para que los ciudadanos que nos movemos día a día en esa zona podamos hacerlo con libertad.
Germán Carrera, Ciudad de México

buzoneditorial.df@milenio.com
Los textos no deben exceder los mil caracteres: Si el autor omite nombre, dirección y teléfono no serán publicados.